Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Covid obliga a la Xunta a inyectar 51 millones extra para pagar a los sanitarios

El aumento de gasto forzado por la pandemia dejó un hueco en las cuentas para los salarios del Sergas en septiembre y octubre | Ya ha necesitado 130 millones del fondo de imprevistos

Una sanitaria del hospital vigués Meixoeiro encargada de realizar pruebas PCR. |   // MARTA G. BREA

Una sanitaria del hospital vigués Meixoeiro encargada de realizar pruebas PCR. | // MARTA G. BREA

La pandemia de Covid-19 sigue golpeando a la sociedad y amenaza con obligar a las administraciones a extremar todavía más las restricciones impuestas para reducir el riesgo de contagios. Uno de los aspectos más afectados es la factura sanitaria debido a las necesidades de material específico como mascarillas, respiradores o guantes y al refuerzo de personal. Precisamente, pagar las nóminas se ha convertido en un problema en septiembre y octubre y para ello, el Servizo Galego de Saúde (Sergas) necesitó el mes pasado una inyección extra de las arcas autonómicas de 51.560.691 euros, a pesar de la menor carga asistencial vinculada al Covid-19. De los 6.170 casos activos, solo estaban 409 hospitalizados: 363 en planta y 46 en UCI.

El motivo de este salvavidas económico radica en que el Sergas ha ido afrontando parte de los gastos extraordinarios causados por el virus SARS-CoV-2 adelantando partidas que tenía reservadas para otras cuestiones, así como recurriendo al fondo de imprevistos, del que detrajo hasta agosto otros 78,8 millones de euros para comprar material o financiar ayudas como el Bono Coidado. Con esta nueva aportación, son 130 millones retirados del fondo de contingencia para paliar los daños del coronavirus, una partida reservada para emergencias que ha ido engordándose gracias a los 268 millones aportados por el Gobierno central. Además, la administración necesitó otros 27,2 millones para otras cuestiones de este instrumento de emergencia.

En marzo, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, avanzó un plan especial de 51,5 millones contra el Covid, que incluía la compra de test para detectar el Covid-19, contrataciones de refuerzo –las cifró en alrededor de 1.700 sanitarios– o aumento de guardias y horas por parte del personal de hospitales y Atención Primaria.

Parte de esos fondos se fueron cubriendo con partidas destinadas para otros menesteres o con el citado plan de imprevistos. Por ello, el Sergas se percató el mes pasado de que sus recursos para afrontar las nóminas de su personal de septiembre y octubre eran insuficientes, por lo que requirió otra inyección del fondo de imprevistos, en este caso de 51,56 millones, según la operación contable realizada el mes pasado y autorizada por la Consellería de Facenda a la que ha tenido acceso este diario.

“Esta ampliación tiene por finalidad reponer el gasto en el concepto 131 derivado del refuerzo de personal como consecuencia del incremento de carga asistencial derivada de la crisis sanitaria ocasionada por el Covid-19, así como el crédito dotado en el fondo de contingencia, que fue dedicado a otros capítulos presupuestarios, para afrontar gastos originados igualmente por la citada crisis sanitaria”, alega la administración autonómica en el expediente que autoriza el trasvase de dinero.

Pérdidas del Xacobeo

En septiembre, el fondo de contingencia sirvió a la Xunta para cubrir otros gastos que sumaron otros 2,5 millones, en su mayoría vinculados a la crisis del Covid-19 de manera directa o indirecta. La principal cuantía de esta cifra corresponde a 1,2 millones destinados a cubrir la pérdida de ingresos de la sociedad de gestión del Plan Xacobeo “y a sus mayores gastos corrientes generados como consecuencia de la epidemia de coronavirus”.

Otros 700.000 euros fueron a parar a campañas de información institucional sobre la necesidad de protegerse del virus, más 120.441 para saldar gastos corrientes de la Secretaría Xeral Técnica de la Consellería de Cultura e Turismo, departamento previo a la remodelación de la nueva Xunta, en la que Cultura se unió de nuevo a Educación y Turismo pasó a depender de la Vicepresidencia primera. Además, se destinaron 177.139 euros para contratar personal e incorporarlo al programa de “seguimiento y estudio de brotes por la infección de virus”.

Finalmente, otros 300.000 cubrirán las necesidades para abonar “ayudas de tipo social para evitar cortes de suministro” eléctrico, según la documentación oficial.

El virus eleva la factura en fármacos y material médico, que apunta a récord este año

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats