En Galicia puede pagarse un café o la barra del pan con tarjeta de crédito o débito, pero gran parte de las operaciones económicas con la administración mantienen una única vía: la transferencia bancaria. La Consellería de Facenda, sin embargo, quiere modernizar el pago de impuestos autonómicos como el de Sucesiones o Transmisiones Patrimoniales y habilitar la opción de que los contribuyentes puedan usar una TPV para ahorrarse tiempo y visitas al banco en caso de carecer de banca electrónica.

El año que viene, la Xunta quiere tener implantada ya esta modalidad para hacer ingresos a la Axencia Tributaria de Galicia (Atriga), que ha licitado el contrato para el servicio. Ahora, las compañías financieras deberán competir por un jugoso bote de 136.000 euros, que es el importe en comisiones que se llevarán también por gestionar una cantidad que la administración autonómica estima en 40 millones de euros al año. El contrato tendrá una vigencia de un año con posibilidad de renovarse otro.

“La finalidad que se pretende conseguir con esta licitación es la mejora continuada de la calidad de la prestación de servicios públicos y la simplificación de la gestión administrativa tanto para la propia administración como para el ciudadano”, justifica la Atriga, dependiente de la Consellería de Facenda, en el pliego de licitación del contrato.

Rapidez

“La utilización de las nuevas tecnologías permite que las personas obligadas al pago puedan efectuar de una manera rápida e inmediata los pagos a favor de la comunidad autónoma, demás de por las formas habituales, mediante el pago telemático con tarjeta de crédito o de débito mediante un sistema TPV sin necesidad de desplazarse a oficinas bancarias”, añade.

Aunque la banca electrónica se ha popularizado y gran parte de la población cuenta con smartphones que les permiten realizar las transferencias incluso desde la propia oficina de la Xunta a la hora de abonar los impuestos que correspondan, a las personas de mayor edad y menos familiarizadas con las nuevas tecnologías el pago mediante TPV les ahorrará tiempo y molestias a la hora de satisfacer sus pagos con el fisco de la comunidad.