Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las renuncias de los docentes sustitutos fuerzan a reabrir las listas de contratación

La Xunta actualiza siete especialidades en Primaria, Secundaria y FP que se estaban quedando sin profesores para cubrir las vacantes

Sala donde se realizaron pruebas de oposiciones docentes.

Sala donde se realizaron pruebas de oposiciones docentes. Joan Cortadellas

Las listas de contrataciones de profesores sustitutos se reabren periódicamente para que la Consellería de Educación pueda echar manos de docentes con los que cubrir las bajas por enfermedad, licencias, permisos o jubilaciones. Pero en este año tan extraño marcado por la pandemia del coronavirus se han reabierto de forma anticipada. Las razones son dos. Por un lado, la mayor demanda de profesores para atender los desdobles de clases –con el objeto de que los estudiantes puedan guardar las distancias– y por otro, la renuncias que se producen por parte de los docentes que son llamados para realizar sustituciones, que en este curso son más intensas que en el pasado.

Así que ayer se abrieron las listas de contratación para siete especialidades: en Educación Primaria, en Francés; en Secundaria, Lengua castellana y literatura y Francés, así como Sistemas electrónicos y Sistemas electrotécnicos y automáticos; en la parte profesional de FP, se abren las listas de Equipos electrónicos y las de Instalaciónes electrotécnicas.

Hace una semana, en una resolución publicada en el DOG, la consellería ya advertía de que se le estaban agotando los sustitutos pese a que las listas se habrían completado en julio en 42 especialidades. “El incremento de necesidades de profesorado y las renuncias que se producen en los llamamientos realizados provocan la necesidad de hacer nuevas convocatorias de listas de interinidades y sustituciones que deben confeccionarse con urgencia”, avanzaba la Xunta el pasado 16 de octubre.

¿Detrás de estas renuncias está el temor a los contagios por coronavirus? El secretario nacional de la CIG-Ensino, Suso Bermello, no descarta que pueda haber casos, pero a su juicio, los motivos principales son otros. Como que fueron contratados por la educación privada –que también afronta los problemas de desdoblamiento de clases– o que están trabajando en otros sectores, aunque en condiciones precarias, y a los que no les compensa renunciar a su actual puesto para realizar una sustitución de pocos días o semanas.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats