El plan de rescate para autónomos y microempresas de la Xunta lo activará la Consellería de Emprego “en las próximas semanas” y dispondrá de 70 millones de euros en dos anualidades: 2020 y 2021, con los que se pretende llegar a 50.000 beneficiarios. Este dinero lo aportará la Xunta y la ayuda será complementaria con las del Estado por cese de actividad debido a la pandemia.

Distribuido en dos líneas, la primera de ellas, dotada de 30 millones, se dirige a autónomos. Los beneficiarios percibirán 1.200 euros y 2.000 cuando se trate de actividades que estuvieran paralizadas durante al menos seis meses o especialmente suspendidas, como es el caso del ocio nocturno.

Los trabajadores por cuenta propia que reciban el apoyo deberán adquirir el compromiso de mantener la actividad y el empleo durante tres meses. Podrán optar a la ayuda los autónomos que tienen reconocida la prestación extraordinaria u ordinaria por cese que no superen determinados rendimientos netos en la declaración de la renta del año anterior.

Por otra parte, la segunda línea, con 40 millones, se establecerá para microempresas o trabajadores autónomos con personal contratado a su cargo que desde la declaración del estado de alarma tengan o tuviesen autorizado un expediente de regulación de empleo temporal por Covid-19.

Estos deberán tener declaradas pérdidas de, por lo menos, el 50% respecto del mismo periodo de 2019 (septiembre de 2019-septiembre de 2020). Además, las empresas, por su parte, deberán adquirir el compromiso de mantener la actividad económica y el empleo durante seis meses.