Los rectores españoles consideran que los contagios se están produciendo sobre todo en las zonas de ocio nocturno y reclaman su control para evitar tener que clausurar los campus, donde, proclaman, se hacen los deberes en prevención. En un comunicado, la CRUE Universidades Españolas considera "imprescindible que se garantice el control en las zonas de ocio -sobre todo el nocturno, que es donde se están produciendo los contagios- para evitar que las universidades se vean obligadas a cerrar campus cuando en el ámbito académico se están cumpliendo estrictamente las medidas higiénico-sanitarias".

Los rectores recuerdan que las universidades ya hicieron los deberes antes de verano al dejar aprobados en el mes de junio unos protocolos de actuación frente a la Covid-19 que se actualizaron el pasado mes con las indicaciones remitidas desde el Ministerio de Universidades. Allí se les recomendaba tener un plan de contingencias con un responsable del coronavirus y aseguran que han trabajado en esa línea desde el inicio del curso académico en "coordinación" con los responsables de salud de cada comunidad para "ajustar" los procedimientos a la situación epidemiológica concreta.

Desde las universidades explican que "el criterio que está primando es el de la proporcionalidad, intentando en todo momento compaginar la prestación de servicio con el principio de precaución". En opinión de los rectores, "solo se podrá garantizar un desarrollo de curso dentro de los márgenes previstos si se toman medidas dirigidas a cortar de raíz los contagios allí donde se están produciendo", que según indican, es en las zonas de ocio, tales como proximidades de bares o parques.