La presidenta del Tribunal de Cuentas, María José de la Fuente, pidió ayer a la administración autonómica "más racionalización" y mejorar su gestión al presentar el informe del sector público autonómico de 2016. El saldo del endeudamiento de las autonomías alcanzó los 249.637 millones de euros a finales de año, un 6 % más que en 2015. Ese ejercicio Galicia cumplió el objetivo de estabilidad presupuestaria, pero no la regla de gasto.