El vicepresidente primero de la Xunta, Alfonso Rueda, se mostró ayer "orgulloso" de que el máximo mandatario gallego, Alberto Núñez Feijóo, entre en las quinielas para un hipotético reemplazo del presidente del Partido Popular, Pablo Casado, pero está convencido de que en este momento cumplirá su compromiso de trabajar por Galicia.

En una entrevista en la cadena Ser, Rueda afirmó que "si la gente piensa en él es porque hay una opinión generalizada de que lo está haciendo bien y es buen gobernante". Aun así, descartó su salto a Madrid de forma inminente. "Nos quedan cuatro años por delante, hasta ahora siempre ha cumplido sus compromisos, que es trabajar por Galicia en este momento tan complicado", añadió.