El Arzobispado de Santiago genera un total de 5.123 puestos de trabajos directos, indirectos e inducidos en los 109 municipios que abarca la archidiócesis compostelana, donde cuenta con un patrimonio de 6.847 bienes que suman un valor de más de 300 millones de euros, según el estudio de impacto económico elaborado por un equipo de la Universidade de Santiago de Compostela (USC).

Los 6.847 bienes se reparten casi a partes iguales entre rústicos y urbanos. De los urbanos, casi la mitad se dedican a usos religiosos, mientras que el 96% de los rústicos son para fines agrarios. Además, 64 de los inmuebles que pertenecen al patrimonio de la archidiócesis tienen la consideración de Bien de Interés Cultural.

Sobre el patrimonio cultural/religioso como polo de atracción turística, el informe destaca que por cada euro que gastan los visitantes a este patrimonio se generan 1,97 euros de producción en la economía gallega.