Los profesores están "verdaderamente preocupados" ya que el inicio del curso escolar está "todo sin organizar" y con un "protocolo que no es válido de ninguna manera". Así lo asegura el presidente de la Asociación Nacional de Profesores de la Enseñanza (ANPE) en Galicia, Julio Díaz Escolante, que avanzó que el colectivo no descarta ir a la huelga. Pero además, según añadió, valorarán otras "medidas drásticas" de protesta ante el inminente inicio de curso 2020-2021.

"La ministra de Educación está desaparecida y desde la Consellería no se pusieron en contacto con nosotros para poder empezar el curso en condiciones", lamentó Díaz Escolante.

También la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) exigió al Ministerio de Educación la convocatoria urgente de la Mesa Sectorial de Educación ante la "gran preocupación" y las "dudas" de los docentes sobre el inicio del nuevo curso escolar.

En Galicia un profesor ha reunido en la plataforma Change.org más de 11.500 firmas para exigir a la Xunta de Galicia una vuelta al colegio "segura" este septiembre.

Sérgio Nunes, docente en un instituto de Secundaria de Cangas, las entregará hoy martes en la delegación de la Consellería de Educación de Pontevedra.

"No podemos quedarnos ciegos y mudos abandonando a su suerte a cada centro, como si la prevención de la propagación del Covid-19 fuera una mera cuestión de gestión organizativa de cada escuela y no un compromiso decidido, claro y planificado de los responsables para gestionar la política educativa en nuestro país", explica Sérgio.

Este profesor reclama, entre otras medidas, la reducción del número de alumnos por grupo y por curso y la dotación de material para poder seguir las indicaciones sanitarias.

Por su parte, la CIG,que baraja convocar una huelga entre el profesorado, advirtió que no está garantizada la limpieza de los colegios ante el Covid-19 porque falta personal. Según denuncian, la Consellería de Educación, no prevé aumentar la plantilla para acometer estas tareas.

Y el Sindicato de Enfermería (Satse) acudió al Defensor del Pueblo, Francisco Fernández Marugán, para que ejerza una labor de mediación ante el Gobierno y las consejerías de Sanidad y de Educación de las comunidades autónomas para proteger la salud de los menores en el próximo curso 2020-2021, a través de la implantación generalizada del enfermero escolar, ya que "supone una figura imprescindible para la prevención, vigilancia y control de la transmisión del coronavirus en los centros educativos".