Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ellas atienden las boticas, pero los dueños son hombres

Más de 7 de cada 10 farmacéuticos en Galicia son mujeres, sin embargo, solo el 25% son titulares de un establecimiento

Una farmacéutica, tras el mostrador de una botica en plena pandemia.

Una farmacéutica, tras el mostrador de una botica en plena pandemia. // Carlos Pardellas

La desigualdad de género es un problema social crónico, latente en casi cualquier campo y trabajo. También en el ámbito farmacéutico. Como sucede en las escuelas y en las universidades, donde las mujeres son amplia mayoría, ellas representan el 74% de los profesionales en la comunidad (superior a la media nacional). Pero solo una de cada cuatro es propietaria de alguna botica. Desde el sector apuntan que las largas jornadas partidas, así como el peso y la responsabilidad de llevar un negocio, no compensan un sueldo ligeramente superior al de un empleado ni es compatible con la conciliación.

El último informe del Consejo General de Colegios Farmacéuticos muestra que Galicia tiene la sexta red de farmacias más grande de toda España. Al cierre de 2019, había 1.345 boticas (una para cada 2.007 habitantes) y 5.194 colegiados, 67 más que el año anterior. De todos ellos, 3.865 son mujeres y 1.329 son varones. Sin embargo, pese a que ellas son mayoría, gran parte son empleadas y se dedican a atender las boticas, mientas los hombres son los dueños de los establecimientos: únicamente el 26% de las mujeres es titular o cotitular (1.018), mientras que cerca del 40% de ellos es propietario (512).

Para María José García Gómez, presidenta de la Federación de Farmacias de Galicia, es un problema que tiene que ver con el rol de la mujer en una "sociedad micromachista": "En cualquier empresa, hay muchas mujeres trabajando, pero los directivos y consejeros son hombres". En el sector farmacéutico no es distinto: "Conozco mujeres que vendieron su farmacia y se pusieron a trabajar en otras como empleadas. Ganan menos, pero trabajan seis o siete horas al día y pueden atender a sus hijos. Prefieren eso a llegar a casa a las diez de la noche". Es un sector en donde el paro es casi inexistente (2,8% en Galicia).

Al margen de la disparidad entre géneros, Galicia destaca por ser la comunidad donde trabajan más farmacéuticos extranjeros: 101, lo que significa que uno de cada cuatro profesionales foráneos de todo el Estado se emplea en la comunidad. La gran mayoría viene de Sudamérica y tienen que ver con hijos o nietos de emigrantes.

Compartir el artículo

stats