En una nave industrial situada al pie de la carretera nacional N-525, en Cambeo (Coles), se escondía una fábrica ilegal de tabaco de grandes dimensiones que producía de forma clandestina con la intención de distribuir el producto por Europa. Hay por el momento 25 detenidos como resultado de esta operación, que eclosionó ayer, en la que cooperan la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Ourense, la Vigilancia Aduanera de la ciudad de As Burgas así como un Grupo de Respuesta Especial para el Crimen Organizado (GRECO) de la Policía Nacional, con sede en Pontevedra. Se trata, presuntamente, de una organización criminal dedicada al contrabando. Fuentes próximas aseguran que se han localizado varias decenas de toneladas de tabaco ilegal. Los registros no terminaron ayer y hoy siguen. El epicentro de la operación está en Ourense pero hubo inspecciones también en otros territorios, como Castilla-León.

La operación comenzó en el mes de mayo de 2020, todavía con el estado de alarma en vigor por la primera oleada del Covid-19. Los detenidos son 25 varones de distintas nacionalidades: rumanos, moldavos, ucranianos y portugueses. Han hecho falta traductores para facilitar la comunicación entre agentes e investigados. Muchos son trabajadores que residían confinados en las instalaciones, sin hacer vida en el exterior, lo que también contribuía a que no llamasen la atención. Acudían a trabajar una temporada y regresaban a sus países. Además de contrabando, se investigan presuntos delitos contra la Hacienda Pública o falsedad documental.

Venta en el mercado negro

El modus operandi de la organización consistía en traer picadura de tabaco de otros países, mediante transporte terrestre, y en un laboratorio de la nave, elaboraban los cigarrillos y envasaban en cajetillas para su venta en el mercado negro. La operación continúa abierta, no se descartan nuevas detenciones y está decretado el secreto de las actuaciones.

La causa, en la que trabajan tres cuerpos de investigación en cooperación, está dirigida por el juzgado de Instrucción 2 de Ourense. No obstante, la puesta a disposición de los detenidos correrá a cargo de la magistrada en funciones de guardia, la titular de Instrucción 3, Eva Armesto. Las pesquisas están coordinadas por el fiscal delegado en la provincia contra el narcotráfico, Miguel Ruiz.

El alcalde de Coles, Manuel Rodríguez, afirmaba ayer que no se conocía actividad extraña en esta nave industrial y que tanto a él como a los vecinos de Cambeo los sorprendió el despliegue policial ayer desde primera hora.