Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los padres avisan: 3.500 escolares pueden quedarse sin comedor

Más de 3.500 escolares de Pontevedra pueden quedarse sin comedor si la Xunta no garantiza a las ANPA que prestan el servicio, como piden, seguir haciéndolo al coste actual para las familias y atendiendo a todos los niños.

Al aviso de Fanpa, la Federación de ANPA de Centros Públicos de la provincia de Pontevedra se sumaba ayer Foanpas, su homóloga en Vigo. Ambas presentaban ayer un escrito emplazando a la Xunta a un diálogo "urgente" para evitar dejar de dar el servicio. Entienden que las condiciones del protocolo de regreso a las aulas respecto a comedores, madrugadores y actividades extraescolares, son "inasumibles" y piden a Educación que asuma los costes de ampliar el personal necesario para atender más espacios o más horas y menos alumnos por espacio. Desde la Xunta trasladaron ayer su "voluntad de diálogo" y de llegar a "puntos de encuentro" y los citan a una reunión la semana que viene.

Compartir el artículo

stats