Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Galicia contratará a 543 docentes durante todo el curso para el refuerzo pos-Covid

Apoyarán dentro del horario lectivo ya desde el primer trimestre y se amplía su asistencia a 4º de primaria - Sindicatos lo ven "parches" para evitar ampliar el cuadro de personal

Alumnos de Bachillerato en las aulas en la fase 2 de la desescalada.

Alumnos de Bachillerato en las aulas en la fase 2 de la desescalada. Bernabé / Javier Lalín

La enseñanza pos-Covid pasa por el refuerzo. Así lo plantea la Consellería de Educación en las instrucciones de inicio del próximo curso. A menos de dos meses de que los centros vuelvan a abrir sus puertas, ayer concretaba cómo va a materializar el profesorado adicional que asistirá a su cuadro de personal en esa tarea, al menos al que asiste a la mejora del rendimiento en ARCO. En concreto, y de acuerdo a la convocatoria difundida ayer de este programa -que busca prevenir el abandono escolar y en el que tienen prioridad para solicitar personal los centros que tienen más alumnos repetidores, que promocionaron con suspensos o que rinden menos en Matemáticas o Lengua, por ejemplo-, el departamento que dirige Carmen Pomar contratará a 543 docentes de apoyo, 221 para Primaria y 322 para la ESO.

Por primera vez, y debido a las necesidades de refuerzo derivadas de la suspensión de las clases presenciales el curso pasado, como destacan desde la Xunta, el personal de apoyo ARCO se incorporará ya en el primer trimestre, cuando solía hacerlo en el segundo, y estará disponible todo el año, si bien estará contratado a media jornada. Además, su labor se desarrollará dentro del horario lectivo y su atención se extenderá también al alumnado de 4º de Primaria, que se sumará al que era habitual otros años de 5º y 6º de esta etapa y de 1º y 4º de ESO.

El año pasado los docentes para el programa ARCO, programa de apoyo, refuerzo de competencias y orientación, fueron 162 y su asistencia llegó a un total de 142 centros. Este año el objetivo de la Xunta es beneficiar a medio millar de colegios e institutos y se multiplican los efectivos hasta los 543. Pero se debe a que se integra en ARCO la línea de refuerzo que hasta ahora iba incluida en los contratos-programa como modalidad de refuerzo fuera del horario lectivo. Con cargo a dichos contratos-programa, las aulas gallegas contaron el año pasado con la implicación de 520 docentes.

Este año, los contratos-programa, que proporcionan fondos extra a los centros de acuerdo con su proyecto educativo y cuya convocatoria se publicó también ayer, suman dos líneas nuevas: una destinada a la gestión de las emociones (a aumentar la empatía, la autoestima y el autocontrol, por ejemplo) y otra para fomentar la actividad física, y la Xunta insta a que las medidas que contemplen los planes de cada centro que aspiran a recibir estos fondos extra puedan desarrollarse también a distancia si lo requiere la evolución de la pandemia.

El refuerzo de personal anunciado ayer por Educación no convence a los sindicatos. Anpe Galicia recuerda que en el programa ARCO no encajan los docentes para desdobles anunciados por la Xunta, mientras que la CIG habla de "precariedad" y de "parches" para evitar ampliar el cuadro de personal. Además, cuestiona que la convocatoria de ARCO, con un presupuesto de 10,5 millones este curso cofinanciados por la UE, no será universal, sino que llegará, sostiene este sindicato, a una "minoría" de centros.

A las críticas de los sindicatos se suman las de PsdeG y BNG. Los partidos de la oposición en el Parlamento autonómico reprochan el protocolo "a coste cero" del Ejecutivo gallego para el regreso a las aulas y piden que comparezca Carmen Pomar, aunque el PP lo rechaza por ahora y se emplaza a cuando esté elegido el nuevo gobierno.

Por otro lado, después de que la ministra de Educación, Isabel Celaá, defendiese un regreso a la presencialidad al margen de brotes avalado por un amplio consenso autonómico, el presidente en funciones de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, aprovechaba su intervención de ayer en la Conferencia de Presidentes para solicitar al Gobierno central que promueva ya un acuerdo conjunto sobre el arranque del curso escolar 2020-2021.

Respecto al nuevo curso, Educación publicaba también ayer las instrucciones para las enseñanzas de régimen especial -música, artes, deportes e idiomas-. Al igual que ocurre para FP, la Xunta permitirá impartir hasta un 20% del tiempo lectivo a distancia o 12 créditos en el caso de los estudios superiores.

Compartir el artículo

stats