Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Segundo intento para poner en alquiler más pisos vacíos en Galicia

La Xunta replantea su programa después de que el actual no cumpliese las expectativas - El PP propone ayudas a cambio de gestionar el arrendamiento una década

Un joven observa las ofertas de una inmobiliaria. // R. Vázquez

Un joven observa las ofertas de una inmobiliaria. // R. Vázquez

El fracaso del programa autonómico para sacar al mercado del alquiler las viviendas vacías de la comunidad puesto en marcha a finales de 2016 ha obligado a la Xunta, que se encuentra en funciones tras las elecciones del día 12, a replantearse su estrategia y optar por un nuevo modelo, complementario del actual. El Ejecutivo asumirá la gestión directa de un nuevo sistema de ayudas para favorecer el acceso a la vivienda de los jóvenes, aunque se trata de un proyecto de legislatura y oficialmente la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Vivenda no concreta plazos ni detalles.

Hace casi cuatro años, la Xunta selló un acuerdo con los concellos para movilizar las viviendas vacías tanto de titularidad privada y pública para destinarlas al alquiler, priorizando a familias con bajos recursos. Para convencer a los propietarios, ofrecían ayudas para la rehabilitación y acondicionamiento y seguros para proteger la vivienda y cubrir impagos. Los municipios debían gestionar la incorporación de viviendas al plan y la Xunta pagaba las ayudas.

En enero del año pasado, Medio Ambiente reconoció que no se estaban cumpliendo los objetivos, tras movilizar apenas 16 viviendas en año y medio cuando su objetivo era de 600, y elevó a 8.000 las subvenciones para la rehabilitación.

Ahora, la Xunta "considera que es el momento de dar un paso más y asumir la gestión directa de un nuevo programa de ayudas para contribuir a la dinamización del mercado del alquiler en Galicia entre la juventud", pues se trata de uno de los colectivos con "más dificultades" para acceder a una vivienda.

Será el Instituto Galego de Vivenda e Solo el que gestionará este nuevo programa, "cuyos detalles se definirán y concretarán en la orden de convocatoria que tendrá que elaborar el nuevo Gobierno gallego una vez constituido", explican desde el departamento de Ángeles Vázquez, que como el resto de la Xunta se encuentra en funciones.

La continuidad del proyecto está asegurada tras la cuarta mayoría absoluta consecutiva del PP dirigido por Alberto Núñez Feijóo. Es precisamente el programa electoral de este el que da pistas sobre la orientación de este compromiso. En ese documento se recoge la promesa de fomentar el alquiler de viviendas vacías con "nuevos incentivos", a través de ayudas de hasta 6.000 euros "a cambio de la cesión en régimen de usufructo y gestión del alquiler por parte de la administración durante un plazo de 10 años". En ese tiempo, la Xunta garantizará a los propietarios una renta en caso de que esté ocupada y un seguro de reparación de daños. Se trata de una nueva versión el programa Rehaluga.

Se priorizará la "emancipación de menores de 35 años", con ayudas de "hasta 6.000 euros para la persona propietaria y de 13.000 para la arrendadora", según consta en las promesas del Partido Popular gallego, que gobierna con mayoría absoluta.

El nuevo programa se sumará al resto de líneas de ayudas autonómicas en materia de vivienda o al Plan Estatal, cofinanciado por el Gobierno central. El año pasado, el Ejecutivo gallego rebajó en 269 euros el máximo de renta permitida para acceder a estas últimas subvenciones, cuyo pago sumaba un año de retraso.

En 2018 se pusieron en marcha las ayudas de hasta 12.800 euros para que los menores de 35 años accediesen a una vivienda en concellos de menos de 5.000 habitantes y centros históricos. Desde entonces, Medio Ambiente ha concedido 229 subvenciones que suman 1,54 millones.

Compartir el artículo

stats