La portavoz nacional del BNG, Ana Pontón, reunió ayer a los integrantes del futuro grupo parlamentario -compuesto por 19 representantes, incluida ella- para activar la actividad días antes de que se constituya la nueva Cámara autonómica -el próximo 7 de agosto-. Así, presidió la primera reunión en la que, como prioridades de trabajo, se ha establecido la recuperación económica y social, que se resumen en una idea: "darle soluciones a los gallegos y levantar Galicia".

Pontón se ha colocado como la primera mujer líder de la oposición en la historia del Parlamento y el BNG tendrá, por primera vez en décadas, prerrogativas que le permiten realizar su labor de oposición en solitario, como solicitar comparecencias del presidente de la Xunta o de cualquier conselleiro, pedir la celebración de un pleno e instar a la constitución de comisiones no permanentes y de investigación.