Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Consello de Contas intensifica su control sobre las partidas con sospecha de irregularidad

El Consello de Contas ha dado este año un paso más en sus funciones de control del gasto presupuestario de los ayuntamientos. Ahora, los interventores tendrán que remitir vía telemática al órgano fiscalizador de la comunidad autónoma toda la información con los acuerdos municipales contrarios a sus reparos formulados contra determinados gastos que, su juicio, no se ajustan estrictamente a las reglas o no están debidamente justificados. Esta nueva vía abierta para suministrar los datos, según fuentes del Consello de Contas, "facilitará el control y el seguimiento" de todas las veces que una alcaldía se salta un reparo de su interventor, y permitirá una mayor supervisión de las prácticas que abusen de la reincidencia.

Los concellos ya estaban obligado desde hace algunos años a aportar esta información al Consello de Contas o, indistintamente, al Tribunal de Cuentas, pero lo hacían de forma anual y mediante documentación remitida en papel o un archivo informático, lo que en la práctica producía una demora en las posteriores labores de vigilancia sobre los reparos emitidos y sobre las veces y formas en que los ayuntamientos sorteaban las objeciones de los interventores tanto a los gastos autorizados como a las previsiones de ingresos.

Pero desde el 19 de marzo, esta obligación se realizará mediante medios telemáticos para agilizar el control.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats