El titular de la Xunta en funciones, Alberto Núñez Feijóo, aseguró ayer que la continuidad de los miembros de su gobierno es una "baza que no se debe descartar". "Me comprometí a que Galicia funcionase desde el día siguiente a las elecciones y así fue", dijo.

En una entrevista concedida a la Radio Galega tras resultar vencedor de los comicios autonómicos celebrados este domingo, en los que ha vuelto a revalidar su mayoría absoluta, destacó que el Ejecutivo gallego "funciona" y que "Galicia no se paró".

En este sentido, aunque señaló que le corresponderá a él decidir los miembros que forman su gobierno tras su investidura, prevista para la "última semana de agosto", sostuvo que la "continuidad" no es descartable ya que su actual equipo tiene "una programa" y "experiencia". "La concreción exacta la sabremos los últimos días de agosto o los primeros de septiembre", indicó.