Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Infracciones en los montes gallegos

Medio Rural detectó el pasado año un 34% más de plantaciones forestales ilegales

La Xunta advirtió a 2.300 propietarios que debían talar árboles ubicados en zonas prohibidas o sin respetar las distancias mínimas - En su mayor parte, son eucaliptos

Tala de eucaliptos en los márgenes de una carretera. // iñaki Abella

Tala de eucaliptos en los márgenes de una carretera. // iñaki Abella

No se puede plantar eucaliptos en cualquier zona, existen unas limitaciones. Tampoco se puede transformar un terreno agrario en forestal sin permiso de la administración y además deben respetarse unas distancias mínimas respecto a cultivos o a viviendas. El incumplimiento de estas medidas puede acarrear multas, pero antes de llegar al expediente sancionador la Consellería de Medio Rural advierte al propietario y le ordena que tale las plantaciones ilegales. En 2019 se realizaron 2.316 apercibimientos por este tipo de irregularidades, un 34 por ciento más que el año anterior.

De hecho, el volumen de avisos a propietarios instándoles a que talasen los árboles plantados en zonas prohibidas, en su mayor parte eucaliptos, fue la cifra más alta de los últimos cuatro años, según los datos de la Consellería de Medio Rural.

El grueso de los apercibimientos está relacionado con el incumplimiento de las distancias obligatorias a zonas de cultivo y viviendas. En 2019 Medio Rural requirió a unos dos mil propietarios que cortasen los árboles existentes en las proximidades de terrenos agrarios, núcleos poblados o determinadas infraestructuras como carreteras o gasolineras.

En concreto, para evitar incendios la ley establece que no se podrán plantar especies de frondosas a menos de 2 metros de las casas. En el caso de pinos o eucaliptos el margen se eleva a 50 metros. En función del tipo de cultivos, también se debe guardar una separación mínima respecto a las plantaciones forestales.

Los incumplimientos de estas distancias, tanto a terrenos agrarios como a viviendas o carreteras, se duplicaron el pasado año pasando de 1.032 apercibimientos en 2018 a 2.023 en 2019, según los datos del Anuario Forestal de la Xunta.

Además, Medio Rural también dio un toque de atención a 153 propietarios que reforestaron terrenos agrarios sin permiso de la Administración y, por último, se detectaron 140 plantaciones ilegales de eucaliptos. La Xunta prohíbe el cultivo de esta especie en bosques con predominio de frondosas o en montes declarados de utilidad pública.

El 70 por ciento de los incumplimientos detectados por la consellería se concentraron en la provincia de A Coruña (1.681) y en menor medida en Lugo (499) y Pontevedra (121). En Ourense, donde hay una menor presión del eucalipto, solo se registraron 15 apercibimientos el pasado año.

La mayoría de estos apercibimientos se solucionan cuando el propietario repara el daño, es decir, corta los árboles plantados de forma ilegal o sin respetar las distancias de seguridad. Sin embargo, si persisten en la ilegalidad la Xunta abre un expediente sancionador. En este caso, las multas descendieron en 2019 respecto al anterior ejercicio. Hubo un 42 por ciento menos, lo que indica que las advertencias de la Administración surten efecto.

El pasado año se impusieron 2014 multas frente a las 357 de 2018. El motivo más frecuente fue el incumplimiento de distancias: se contabilizaron 90 expedientes sancionadores por esta causa, de los cuales 25 fueron por no respetar un margen mínimo respecto a terrenos agrarios.

El cambio de un terreno agrario a otro forestal, en busca de mayor rentabilidad, motivó otras 48 multas. Por otro lado, la Xunta sancionó a 44 propietarios por plantar eucaliptos en zonas prohibidas y, por último, hubo otros 22 expedientes relacionados con el cambio de actividad forestal a agraria sin las preceptivas autorizaciones.

En total, desde 2016 la Xunta impuso 1.162 multas por este tipo de irregularidades, más de la mitad en la provincia de A Coruña (666), mientras que en Lugo se contabilizaron 257 sanciones, en Ourense 131 y en Pontevedra, 108.

Compartir el artículo

stats