Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sanidade envía 226.000 SMS y capta a 16.000 mayores más en la vacuna de la gripe

Estrenó los mensajes y sumó 11.544 llamadas a quienes no acudieron a inmunizarse -Vía telefónica convenció a uno de cada diez contactados

Los mayores con 65 o más años son uno de los grupos de riesgo que tienen recomendada la vacunación contra la gripe, pero hace cuatro años apenas un 54% de esa franja de la población se inmunizaba contra la dolencia, cuando el objetivo puesto sobre la mesa por la Xunta era llegar al menos al 65%. Entonces se puso en marcha un programa de llamadas a casa, para que el personal de enfermería intentase persuadir a quienes no habían pasado por el centro de salud a inmunizarse. Cuatro años después el porcentaje de mayores que se vacunan ha llegado al 60,4%, casi seis puntos más que entonces y dos más que en la temporada pasada.

En la práctica, en esta convocatoria de vacunación se administraron más de 410.000 dosis a los mayores gallegos, casi 16.100 más de la inyección que el año pasado entre los pensionistas, incremento que se produce tras el estreno de un nuevo tipo de recordatorio por parte de la Consellería de Sanidade. Las autoridades sanitarias han reducido la cantidad de llamadas y han apostado de lleno por los SMS. Estos se han estrenado ya como la modalidad dominante de aviso: la Xunta lanzó un total de 226.365 mensajes con el recordatorio de la inyección. No obstante, la Administración gallega no ha renunciado a la vía telefónica directa. En concreto, según datos facilitados por el departamento que dirige Jesús Vázquez Almuiña, se han realizado 11.544 contactos por ese medio y el personal sanitario ha logrado que 1.043 de esas personas acudieran a ponerse la inyección. Es decir, la tasa de éxito es de cerca del 10 por ciento.

Este tipo de avisos están destinados específicamente a los pacientes con edades comprendidas entre los 65 y los 74 años, que son los más reacios a inmunizarse. Entre quienes tienen 75 o más, las coberturas son más altas. Este año, por ejemplo, según los datos presentados ayer por Alberto Núñez Feijóo, presidente de la Xunta, la cobertura en este colectivo roza el 67,3%.

Con la subida porcentual de este año son ya siete consecutivos de incremento en el nivel de inmunización de los mayores, si bien lejos de las cifras que se alcanzaron en 2003, cuando se rozó el 67%.

Pero los gallegos en edad de jubilarse no son los únicos que tienen aconsejada la vacuna. También existen otros grupos que la tienen recomendada por tener factores de riesgo para tener una gripe complicada. De hecho, cuando la Xunta realiza su balance semanal de seguimiento de la enfermedad, menciona cuántos de los ingresados tenían aconsejado inmunizarse y cuántos no lo habían hecho. Los últimos datos, relativos al pasado viernes, indicaban que de las 724 personas que precisaron hospitalización esta temporada hasta ahora, 580 tenían recomendada la inyección y 322 no la habían puesto. Entre los fallecidos con gripe, 21, 20 la tenían aconsejada y en trece casos no habían tenido en cuenta la sugerencia.

El año pasado se registraron en Galicia 132 fallecidos con gripe y un total de 2.100 personas precisaron hospitalización. La edad media de los fallecidos fue de 79 años y en un 95% de los casos, al margen de la edad, presentaban factores de riesgo. Casi la mitad de quienes tenía indicada la vacuna no se la había puesto.

Quienes sí se vacunaron fueron en total 605.040 personas, 37.632 más que en la edición anterior. En esta campaña hubo otras novedades, como la utilización de tres tipos de vacunas diferentes, una específica para niños y otra para embarazadas -uno de los colectivos considerados prioritarios en esta campaña- y otros colectivos de riesgo. Entre las gestantes, la cobertura estimada rozó el 65%, con 7.630 dosis administradas, 1.100 más que hace un año. La cifra supera el porcentaje objetivo, situado en el 55%.

También se supera en el caso de los trabajadores sanitarios, en los que los porcentajes se disparan si se comparan las últimas cifras, de un 52,85%, con las de 2015, de menos de un 24 por ciento. En total, se inmunizaron casi 18.000.

Compartir el artículo

stats