El hospital de Verín reabrió a las 8 de la mañana de hoy el servicio de paritorio que había sido clausurado hace dos meses, al incorporarse la nueva pediatra, con la que se garantiza la atención especializada a los niños que nazcan en ese hospital así como las guardias pediátricas.

Los trabajadores seguían encerrados a la espera de decidir a qué hora y en qué condiciones suspenden estos dos meses de encierro, una vez conseguido el objetivo principal: que las mujeres de Verín y comarca puedan parir en su hospital de referencia.