Los concellos ourensanos de A Veiga y Parada de Sil y el lucense de Cervo han sido elegidos como ganadores de los primeros Premios a la Dinamización Demográfica, convocados por la Xunta para reconocer los mejores proyectos y medidas de impulso y revitalización demográfica en municipios de pequeño tamaño afectados por el declive.

La directora xeral de Administración Local, Marta Fernández-Tapias, anunció esta mañana los tres municipios ganadores de la primera edición de estos galardones, a los que optaron iniciativas de 16 ayuntamientos gallegos.

De entre los proyectos presentados a este premio, dotado con un presupuesto global de 77.500 euros, la Administración gallega ha elegido los tres mejores en función de criterios objetivos y la evaluación de dos expertos en demografía.

En concreto, el primer premio, dotado con 40.000 euros, ha ido para el municipio de A Veiga, en reconocimiento a un proyecto global de impulso demográfico que abarca aspectos "muy transversales", dijo la directora xeral. Entre otras cosas, este municipio apuesta por reforzar el papel de los emprendedores y dinamizar la economía local, con un proyecto para poner en marcha un vivero empresarial a disposición de los vecinos interesados en emprender en el sector agrario. Del mismo modo, se centra en el ámbito económico poniendo en valor productos de la zona, como la miel o las habas, y fomentando la plantación de bosques autóctonos.

Del mismo modo, la rehabilitación de viviendas vacías en desuso y de antiguas casas-escuela para alquiler ha permitido el traslado de varias familias al municipio y se han habilitado ayudas a la natalidad y al transporte, así como programas de conciliación.

En el ámbito del turismo, el municipio creó en 2017 el Centro de Visitantes ZEC Pena Trevinca y cuenta desde 2015 con la certificación como destino turístico Starlight.

El segundo galardón en esta edición, dotado con 25.000 euros, es para Parada de Sil, que ha presentado un "proyecto muy específico" para el asentamiento de nuevas familias y jóvenes a través de la rehabilitación de un grupo de casas en ruinas en el núcleo de Fondevila para emplazar cinco viviendas unifamiliares.

Además, para fomentar la conciliación, el ayuntamiento propone la reforma de una antigua construcción para albergar un espacio de cuidado y casa de ocio para niños menores de 10 años en periodos vacacionales y para niños en edad previa a la escolarización durante el curso.

Finalmente, el Concello de Cervo ha recibido el tercer premio, dotado con 12.500 euros, por un proyecto de dinamización demográfica que incluye medidas para el asentamiento de familias como la rehabilitación de inmuebles, la creación de espacios para nuevos emprendedores, la organización de encuentros de dinamización empresarial, ayudas a la escolarización o becas de formación para titulados universitarios o de FP, actividades de voluntariado cultural o herramientas de conciliación.

Con estos premios, la Xunta busca visibilizar y reconocer las buenas prácticas de las entidades locales de menos de 20.000 habitantes en materia de atracción de población y asentamiento, que puedan aplicarse en otros municipios para paliar el declive demográfico.

La directora xeral de Administración Local puso en valor el nivel de respuesta municipal tratándose de la primera edición de este premio.