La plaga de la patata ha saltado hasta los municipios de Carballo y A Laracha (en A Coruña), según informó ayer la Consellería de Medio Rural. Estos concellos se ubican en el entorno de la comarca productora de Bergantiños. De hecho, Carballo es limítrofe con Coristanco, principal ayuntamiento de la zona en cultivo de patata. El Diario Oficial de Galicia publicará en unos días la declaración de dos parroquias de A Laracha (Lendo y Caión) y una de Carballo (Noicela) como zonas infestadas por la presencia de la polilla guatemalteca.

La decisión se toma tras localizar patatas afectadas en almacenes de autoconsumo. Así, se pasa a tomar las medidas de cuarentena llevadas a cabo en el resto de casos, en otros 33 concellos, e incluyen prohibir plantar dos años y transportarlas.