El programa de la Xunta para el fomento del retorno de gallegos en el exterior que busquen iniciar una actividad económica emprendedora en su lugar de origen permitió la puesta en marcha de casi 190 iniciativas empresariales, según los datos ofrecidos ayer por el secretario xeral da Emigración, Antonio Rodríguez Miranda. El responsable de la Xunta explicó que la "elevada demanda" obligó a duplicar el presupuesto de la línea de ayudas hasta rebasar los 350.000 euros.