El presidente de la Xunta y líder de los populares gallegos, Alberto Núñez Feijóo, utilizó la "Declaració de la Llotja de Mar" por la autodeterminación, firmada por formaciones independentistas como el BNG, para calificar a sus impulsores como "socios del PSOE" en Galicia, Cataluña, Baleares, Valencia y Euskadi y reclamó huir de esos movimientos que buscan la independencia de territorios del Estado.

"Se puede reivindicar la tierra sin menospreciar al conjunto", indicó antes de rechazar los planteamientos de autodeterminación. "Que no nos hagan elegir entre papá y mamá, entre Galicia y España, porque somos lo mismo, una gran nación", resumió el dirigente gallego.

Feijóo participó en la interparlamentaria del PP celebrada ayer en Alicante y vinculó la decisión del Gobierno central en funciones del socialista Pedro Sánchez de "pasar de perfil" por el conflicto catalán, sin usar "todas las competencias posibles constitucionales y del Estado de Derecho para actuar", a la necesidad del apoyo independentista tras las elecciones generales del 10 de noviembre para seguir en La Moncloa.

Y en esa clave situó la declaración independentista citada, "donde el señor [Quim] Torra y el señor [Arnaldo] Otegi estaban todos los socios del Partido Socialista en Valencia, en Baleares, en Navarra, en Galicia y en Cataluña", expuso.

El dirigente popular tildó el manifiesto de "anti España, anti Estado de las Autonomía y anti Constitución", "Se entiende que el Partido Socialista ande con mucho cuidado porque sus socios son exactamente los partidos independentistas y nacionalistas de estas comunidades", añadió. Además, consideró que Sánchez adelantó las elecciones pensando que mejoraría resultados porque mantendría acuerdos con el independentismo.

El BNG respondió a través de su candidato al Congreso por A Coruña. Néstor Rego acusó a Feijóo de estar "colonizado" por estar "a las órdenes de Madrid", en lugar de defender los intereses de Galicia, una posición que consideró "anti España y anti Galicia".