Galicia ocupa el último puesto de las comunidades en el índie Doing Business de 2015, que mide las facilidades para abrir un negocio comparando las trabas para lograr permisos de constricción, obtención de suministro eléctrico o saldar el papeleo con el registro de la propiedad, según expusieron ayer los diretores de la Red Localis, Alberto Vaquero y Concepción Campos, en unas jornadas.