"Un Gobierno en funciones no es un gobierno sin funciones. Y la más importante es que los servicios públicos se presten con normalidad. Pedimos un Consejo de Política Fiscal y Financiera inmediato. Los ciudadanos necesitan explicaciones y soluciones sobre financiación autonómica". Con este tuit, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, pasados cinco minutos de la doce del mediodía, urgía al Ejecutivo de Pedro Sánchez el desbloqueo de los 700 millones que adeuda a Galicia.

A la Xunta no le vale que el Gobierno alegue estar en funciones para retener los fondos de las autonomías y advierte de que "los colegios y los centros de salud no están en funciones".

Feijóo demandaba una reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera, al mismo tiempo que sus hómologos de Andalucía, Murcia, Madrid y Castilla y León, todas autonomías gobernadas por el PP. Los líderes de la formación popular en las demás autonomías también se unían a este frente para presionar y lograr el desbloqueo de 7.000 millones a las comunidades.

La reunión del Consejo de Política Fiscal es posible si la solicita al menos un tercio de sus miembros. Las cincos comunidades gobernadas por el PP necesitan que otra autonomía se una a su demanda.

El mensaje de Feijóo a través de las redes sociales se reforzó con unas declaraciones del conselleiro de Facenda. Valeriano Martínez compareció ante los periodistas para defender que "puede haber soluciones que puede pilotar el Ministerio de Hacienda" para liberar esos fondos, aunque esté en funciones y con los presupuestos prorrogados". Ángel de la Fuente, director de Fedea, plantea una financiación puente para sortear las restricciones de estar el Ejecutivo en funciones.

Valeriano Martínez instó a la titular de este departamento a buscar soluciones, pues la situación es "muy grave y sin precedentes". "La situación es extrema y complicada", remarcó. ¿Por qué? "Porque hay impagos que pueden tener una afectación muy importante de cara a la prestación de servicios públicos, expuso Valeriano Martínez, quien aseveró: "Nuestros hospitales, nuestros centros de salud, nuestros colegios o nuestros quirófanos no están en funciones", en alusión a que Moncloa alega estar en funciones para retener los fondos previstos para las comunidades autónomas.

Para dimensionar la importancia de los fondos bloqueados a Galicia, 700 millones de euros de las entregas a cuenta y la liquidación del IVA, comentó que equivale a pagar las nóminas de los 90.000 empleados de la administración gallega durante dos meses.

El titular de Facenda no descartó imitar a Cataluña y presentar un recurso judicial, pero preferiría no llegar a este extremo y salir cuanto antes de "la situación de bloqueo en que nos encontramos".

Tampoco quiso adelantar si habrá recortes en el gasto de la Xunta si persiste la retención de fondos desde Madrid. "La Xunta no está en ese escenario y esperamos que se arreglen esos impagos", contestó a preguntas de los periodistas.