El portavoz de En Marea, Luís Villares, cargó ayer contra la confluencia gallega de Unidas Podemos, Galicia en Común, que calificó de "absoluta farsa", dado que cree que "no tienen capacidad política de ningún tipo" a nivel individual.

Villares criticó la "batalla" por los "sillones" de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias y lamentó la falta de "debates de ideas" para conformar el Gobierno en vez de "peleas de salón" en las que, afeó, no tuvieron visibilidad las confluencias de Podemos, antiguos socios de En Marea.

Aludió a que las "supuestas confluencias" no negociasen "bilateralmente" sus exigencias con Sánchez, lo que las convierte en una "absoluta farsa". "Se demostró que no había programa político propio ni autonomía para negociar", dijo. Por ello, entiende que el modelo "no sirve para vertebrar la plurinacionalidad" del Estado ni para "los intereses de los ciudadanos de Galicia".