Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Así ahorran las familias gallegas un 65% en los libros de texto

-Manuales comprados por internet o entre padres cuestan un tercio del precio inicial -Progenitores del mismo colegio o de la misma zona incluso crean grupos de Facebook

Banco de libros de la Casa Azul, en este caso. // Rafa Vázquez

Banco de libros de la Casa Azul, en este caso. // Rafa Vázquez

Las familias que optan por adquirir libros de texto de segunda mano ahorran un 65% del coste inicial de los manuales (incluso un 70% en algunos casos). La compra-venta de libros de texto en plataformas de internet se ha convertido en algo habitual en los últimos cursos. Incluso hay familias que tratan la compra de los manuales con otras familias compañeras del mismo colegio, de manera que son los mismos libros (si no hay cambios de los manuales de un año para otro).

"Vendo libros de 6º curso de Primaria" es un anuncio común en la red: muchos padres especifican de qué colegio son los libros, la zona o si se venden juntos o por separado. También en la red pero de otra manera, a través de grupos de Facebook, hay progenitores que se ponen en contacto para tratar este tema. Así, un libro que ronde los 30 euros de precio inicial puede venderse por 10 (o 15). Y un conjunto de libros (de todo un curso) que superaría los 200 euros, se quedaría en unos 60 euros.

La gestión se adelanta al mes de junio. Son muchas las familias que realizan la solicitud a la Xunta para utilizar los libros del fondo solidario para el siguiente curso (el plazo para realizar esta petición es del 21 de mayo al 21 de junio). Una vez tramitado, los padres son informados del número de libros que recibirán a inicio de curso (en cuanto los niños se incorporan son los propios centros educativos los que hacen el reparto de los manuales entre el alumnado, que entregan a finales de curso). En función de la renta familiar, tras solicitarlos, pueden recibir todos los manuales del curso correspondiente o una parte de los mismos. Muchas familias se apuran a conseguir los manuales que les faltan y el proceso de adquisición se adelanta con respecto a otros años.

La proliferación de los fondos solidarios de libros de texto en Asociaciones de madres y padres (Anpas), en colegios o en centros de voluntariado supuso un punto de inflexión en el tema de los manuales escolares. Prestar o adquirir de segunda mano se fue estableciendo como algo habitual; también desde la propia Administración educativa, con el fondo solidario para los escolares: libros que entregan a los alumnos y alumnas al inicio de curso y que ellos y ellas entregan de nuevo en fin de curso. Más de 130.000 estudiantes en Galicia reciben los libros a través del fondo solidario o de ayudas para su compra (en 1º y 2º de Educación primaria y Educación especial).

Compartir el artículo

stats