Galicia cuenta con 18.631 personas que profesan el Islam, según los últimos datos de la Unión de Comunidades Islámicas de España (Ucide) relativos al año pasado. Son casi tres veces más que los 6.700 contabilizados hace una década y un 30% más respecto a un lustro. Los extranjeros aún ostentan la mayor representación con el 70% pero destaca el repunte de los españoles conversos. Hace cinco años estos últimos apenas suponían el 15%, con 2.195 españoles que rinden culto a Alá de los 14.296 musulmanes registrados en 2013. Pero el crecimiento de este colectivo ha sido constante en los últimos años y también se ha triplicado hasta el punto de que hoy en día los 5.639 conversos representan un tercio del total.

La conversión de los gallegos al islamismo iniciada precisamente en el último lustro sigue un ritmo imparable y si en 2016 superó la barrera de los 5.000 con 5.200, al año siguiente subió a los 5.578, lo que supone un aumento del 7% con casi 380 adeptos más. La tendencia sigue siendo ascendente pero sí que se ha frenado respecto a años anteriores. En 2018 se registraron apenas 60 casos nuevos hasta alcanzar los 5.639, por lo que en números relativos el crecimiento supera por poco el 1%.

A nivel global, sin embargo, sí que se consolidó el incremento iniciado hace cinco años. Si de 2013 a 2014 se dio la subida más pronunciada con un 7% más de musulmanes en un año -al pasar de 15.500 a 16.698- el año pasado ostenta el segundo aumento más acusado en este periodo con un 4% más de personas que rinden culto a Alá, al ganar 741 fieles en el último ejercicio, de 17.890 a 18.631.

Y si se compara la evolución en los últimos cinco ejercicios el colectivo aumentó su presencia en la comunidad en un 20%, pues si en 2013 eran 15.500 el año pasado superaron los 18.600.

En cuanto a los seguidores de esta religión que proceden de otros países -unos 12.999- la subida es del 5% respecto a los 12.312 de un año antes, evolución similar a las cifras totales. Por tanto, el número de musulmanes en Galicia creció en 2018 un 4% gracias a los extranjeros debido a que la cifra de conversos se estancó. Aún así, destaca el peso que los españoles convertidos al Islam tienen en la comunidad al representar un tercio del colectivo.

Los marroquíes son el colectivo más amplio de musulmanes en Galicia con un total de 6.872 seguidores del islamismo que suponen el 37% y en el segundo se sitúan los ya 5.639 españoles que han decidido rendir culto al Islam. También destaca el grupo de los senegaleses con 2.642 musulmanes afincados en Galicia. La representación es menor en el caso de los originarios de países como Argelia y Nigeria con 700 y 556 seguidores respectivamente. Pakistán (456) y Bangladesh (136) son los siguientes en la lista, mientras que los procedentes de Gambia, Guinea y Mali superan el medio centenar.

Cuatro de cada diez personas creyentes en Alá residen en A Coruña y otro 34% en Pontevedra: 7.061 y 6.389 respectivamente. El resto se reparten entre los 3.606 residentes en Lugo y unos 1.575 empadronados en Ourense. La provincia ourensana cerró 2018 con 96 musulmanes más, lo que supone un aumento del 6,4%, la subida más elevada entre las cuatro provincias gallegas. Aún así, son medio centenar menos que los 155 que ganó Lugo, donde la población musulmana creció un 5%. En A Coruña el incremento también fue del 5% con 326 fieles más y en Pontevedra pese a ganar 164 adeptos esta religión solo creció un 2,6% en el último año.

A nivel nacional, los musulmanes están cada vez más cerca de superar la barrera de los dos millones de fieles en España y ya suman 1.993.675 personas a cierre de 2018. Cataluña es la comunidad con mayor presencia de musulmanes al representar casi un tercio del total con 533.600. En el ránking le siguen Andalucía (324.680), Madrid (290.991), Comunidad Valenciana (211.056) y Murcia (105.326).

Las comunidades religiosas de cada localidad o barrio con un número suficiente de fieles, constituyen su entidad con fines religiosos e intentan abrir su mezquita y su cementerio. En Galicia hay 23 mezquitas donde los ciudadanos con estas creencias pueden rezar las cinco veces al día mirando hacia la Meca como recoge el Corán. Son los mismos lugares de culto que el año pasado, a las que se suman otra veintena de comunidades religiosas relacionadas con el islam.