Transcurridos seis años del accidente del tren Alvia en las cercanías de la estación de Santiago de Compostela, las víctimas de esta catástrofe que segó la vida de 80 personas mantienen su lucha para reclamar que se haga justicia y se depuren las responsabilidades que según ellos ocasionaron la tragedia.

Un centenar de personas recorrieron ayer las calles de Santiago, convocadas por la Asociación Plataforma Víctimas del Alvia 04155, para reclamar de nuevo una investigación independiente del accidente. "Los muertos no están olvidados, están muy presentes", clamaron. Por la tarde, y tras una misa en la Colegiata de Sar, se concentraron en Angrois, el lugar del siniestro. Tuvieron el apoyo de representantes de BNG, Anova, EU, Podemos, En Marea y Cs.