Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Solo 700 jóvenes reciben ayudas para el alquiler

Empezaron a cobrar este año una media de 2.100 euros por el arrendamiento que pagaron en 2018

Dos jóvenes ante una inmobiliaria en Galicia // Casteleiro

Dos jóvenes ante una inmobiliaria en Galicia // Casteleiro

Un año después de convocarse las ayudas al alquiler del nuevo Plan de Vivenda, la Xunta por fin resuelve una de las líneas de subvenciones, destinada a los jóvenes, y publica el listado de beneficiarios en el Diario Oficial de Galicia: un total de 700. El Instituto Galego de Vivenda e Solo (IGVS) empezó, en todo caso, a abonar algunas de estas ayudas el pasado mes de febrero, aún así con meses de retraso, puesto que la orden contemplaba su concesión antes de diciembre del año pasado.

Estas ayudas suponen un montante que supera los 700.000 euros, de manera que se dará a los jóvenes una ayuda media de 2.100 euros para pagar el alquiler correspondiente a las doce mensualidades de 2018. A pesar del retraso, los beneficiarios tienen derecho a cobrar la ayuda con efectos retroactivos desde el 1 de enero del pasado año. Y todavía no se han resuelto las correspondientes a 2019, de manera que estas subvenciones destinadas a aliviar la carga mensual del alquiler de algunas familias y jóvenes se abonan con meses de retraso y en un pago único.

Las ayudas al alquiler tenían dos destinatarios: una línea destinada a menores de 35 años y otra dirigida a sectores de población con escasos medios económicos. La previsión era beneficiar a 4.200 hogares.

Sin embargo, el volumen total de solicitudes fue elevado: más de 12.000. La Consellería de Medio Ambiente no detalla cuántos de estas solicitudes fueron jóvenes ni a cuántos de ellos se les ha denegado la subvención. En todo caso, muchos de los solicitantes han recibido una negativa. En algunos casos la razón es no haber presentado toda la documentación requerida y en otros se han quedado fuera porque las ayudas se conceden por concurrencia competitiva hasta que se agote el crédito, de manera, que se da prioridad a aquellos con menos rentas.

Hay tres colectivos preferentes. Además de los menores de 35 años también se prioriza a los mayores de 65 años y a las familias numerosas. La Xunta tiene todavía pendiente de resolver las ayudas a estos dos últimos colectivos correspondientes al año 2018.

Compartir el artículo

stats