El Sergas ofrecerá este año 129 plazas de formación para médicos de familia (MIR), 24 más que el año pasado (+23%) y la cifra más elevada del departamento, trasladada ya al Ministerio de Sanidad. La medida pretende "paliar la escasez de facultativos en algunas especialidades", según alegó la Xunta ayer en un comunicado.