Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

¿El agua de esta playa gallega está contaminada?

Galicia adoptará las obligaciones impuestas por la UE con 12 años de retraso

Cartel de prohibición del baño en Samil (Vigo) en 2017. // José Lores

Cartel de prohibición del baño en Samil (Vigo) en 2017. // José Lores

El próximo año, las casi mil playas gallegas, pero también las zonas de baño en ríos, deberán contar con paneles informativos en sus accesos en los que se detalle el nivel de calidad de sus aguas, incluyendo las alertas oportunas en caso de que su índice de contaminación no recomiende zambullirse en ellas o, directamente, provoque su prohibición, lista que en la actualidad integran 18 arenales. Galicia incorporará esta y otras exigencias de la Unión Europea con doce años de retraso.

La Consellería de Sanidade ha abierto el procedimiento para elaborar un decreto sobre la calidad sanitaria de las aguas de baño, que adoptará las directrices fijadas por una directiva europea de 2006 y que la administración estatal traspuso mediante un decreto aprobado un año después, aunque entró en vigor en la temporada de baño de 2008. Por tanto, Galicia asumirá ese marco normativo doce años después, pues el nuevo decreto entraría en vigor para el próximo ejercicio.

El objetivo de esta medida radica en actualizar los criterios sanitarios y técnicos para determinar la calidad de las aguas de baño en la comunidad que suma más kilómetros de litoral de todo el Estado, mejorando la información ofrecida a la ciudadanía sobre esta polución, relacionada con la presencia de restos fecales humanos u otras sustancias químicas que entrañen un riesgo para la salud.

Tanto la directiva europea como su adaptación estatal, recogen la obligación de instalar "información sobre la calidad de las aguas de baño [?] en un lugar de fácil acceso en las inmediaciones" de cada arenal, según el decreto de 2007. Y ahora la Xunta quiere plasmar esa directriz en un decreto que obligará a los concellos a mejorar la información y cartelería en sus respectivos arenales y playas fluviales. De hecho, ya existe una simbología común para toda Europa de los carteles que anuncien el veto al baño y la categoría de la calidad del agua, que puede ser excelente, buena, suficiente o insuficiente. Concellos como Vigo ya incorporan esa señalización sobre la prohibición del baño por episodios de contaminación.

"Se incorporarán a la normativa autonómica los símbolos para informar al público de la clasificación de las aguas de baño y de cualquier prohibición o recomendación que afecte a este, así como otros requisitos para garantizar que el público reciba información suficiente y oportuna sobre la calidad de las aguas de baño y las medidas correctoras y preventivas por parte de los concellos", avanza Sanidade sobre el futuro decreto, cuya fase de aportaciones públicas ha abierto. La consellería matiza, además, que la simbología común que deberá constar en los paneles a pie de zonas de baño "no fue recogida en su día en la normativa nacional". Además de las señales sobre la calidad del agua, el veto al baño y la recomendación de no hacerlo, también se incluirán carteles para "los casos de peligro por proliferación de cianobacterias", organismos similares a algas.

Esta obligación supondrá un paso más respecto al modelo actual, pues el departamento de la Xunta ya ofrece información sobre la calidad del agua en las zonas de baño en su página web. Pese a ello, el nuevo decreto incluye otra novedad. "Se creará el Registro de aguas de baño de Galicia con el fin de disponer de la información básica de las aguas de baño y de que sirva de instrumento para el ejercicio de las facultades de inspección y control que tienen atribuidas las autoridades sanitarias y de coordinación en el ejercicio de las funciones administrativas de control, así como de difundir la información al público sobre las aguas de baño", señala el departamento dirigido por Jesús Vázquez Almuiña.

El citado registro dará un paso más allá respecto a la situación actual. "El registro que se crea no es un simple buscador, sino que va a recoger información tanto de las playas que figuran en el censo oficial de aguas de baño de Galicia que se remite a la UE, como aquellas que se están evaluando para ver su calidad inicial antes de incluirlas en el censo oficial y de las que se han eliminado del censo por ser de calidad insuficiente. Es un instrumento de gestión del programa y a la vez para información al público", adelantan fuentes de Sanidade.

En estos momentos, Galicia cuenta con 18 zonas de baño -tanto marítimas como fluviales- en la lista negra por la contaminación de sus aguas y ninguna de ellas se sitúa en Pontevedra, según la información ofrecida por el Sergas. Está prohibido zambullirse esta temporada en los enclaves coruñeses de Barrañán, Regueiro, Peralto, Camelle, Area da Vila, A Concha, A Concha-Cee, Lires, Barallobre, Testal-Taramancos, Santa Cruz, Centroña y Ver; los lucenses de Penaoural, río Saa-Pobra de Brollón y San Clodio; y los ríos de la provincia ourensana Orille en A Bola y Arzoa en Vilardevós.

Compartir el artículo

stats