Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Xunta podrá trasladar a educadores a otras guarderías en mitad de curso

El objetivo es atender los picos de matriculación que registran algunas escuelas y que obligan a disponer de más personal - Se crearán dos o tres plazas itinerantes por cada centro

Niños en una guardería infantil. // FdV

Niños en una guardería infantil. // FdV

La Consellería de Política Social podrá trasladar a educadores infantiles a otras guarderías incluso a mitad de curso para atender un incremento en la matrícula de niños que requiera un refuerzo de personal. Lo hará mediante la creación de plazas itinerantes de técnicos en jardín de infancia, que hasta ahora no se contemplaban en las escuelas infantiles, aunque ya existían en otros ámbitos como en los colegios donde hay profesores que pueden ir moviéndose de un centro a otro en función de las necesidades. Estos traslados no afectarán, en todo caso, a los actuales trabajadores de las guarderías. La idea de la Xunta es crear nuevos puestos con estas características en los centros y, aunque la negociación con los sindicatos está todavía en una fase muy inicial, se baraja que haya dos o tres educadores itinerantes por escuela infantil.

Esta medida afectará a los centros dependientes del Consorcio Galego de Benestar. Se trata de las 145 guarderías incluidas en la red de A Galiña Azul.

Se trata de resolver así una problemática que se da sobre todo en el rural, donde la matrícula varía mucho no solo de un curso a otro sino dentro de un mismo periodo escolar, puesto que hay dos periodos extraordinarios de matriculación -en octubre y en febrero- que pueden incrementar o mermar el número de niños que es necesario atender.

"En algunas escuelas puede variar la matrícula durante el curso y esto puede obligar incluso a abrir alguna unidad nueva que hasta ese momento no era necesaria por falta de matrícula", explica la Consellería de Política Social.

Esto puede derivar en una sobrecarga de trabajo para los educadores de una determinada guardería que de repente tiene un pico de matriculaciones, mientras que en otra escuela infantil los maestros tienen muchos menos niños que atender.

La prueba de estos desfases es que mientras en algunos centros, sobre todo en las áreas urbanas, se quedan familias en lista de espera porque no consiguen plaza, en otras guarderías no se cubre toda la matrícula. El pasado curso, por ejemplo, quedaron cerca de un millar de vacantes en 115 centros.

La necesidad de dotar de refuerzos a determinadas escuelas por un incremento de los niños matriculados ya obligó en febrero a crear con carácter excepcional estas plazas itinerantes. Ahora Política Social las consolidará con su inclusión en la nueva Relación de Puestos de Trabajo que está negociando con los sindicatos.

En la enseñanza ya existen plazas itinerantes de profesores que, a lo largo del curso, pueden dar clase en distintos colegios

El Gobierno gallego lo justifica en la necesidad de "establecer plazas itinerantes en función de las necesidades de cada una de las áreas". En todo caso, se limita el área geográfica en la que podrán ser desplazados estos trabajadores.

Por ejemplo, en Pontevedra una zona abarca O Porriño, Pazos de Borbén, Soutomaior, Mos, Redondela, Fornelos de Montes, Salvaterra de Miño y Salceda de Caselas. Y otra incluye los concellos de Gondomar, Nigrán y Baiona.

En la enseñanza ya existen plazas itinerantes de profesores que, a lo largo del curso, pueden dar clase en distintos colegios. También se contemplan este tipo de puestos en las plantillas de los centros de atención a mayores. Por ejemplo, hay personal que se desplaza entre los centros de día de Ponteareas y As Neves y otro que cubre Chantada y Pantón, según explica el departamento que dirige Fabiola García.

El sindicato CSIF está de acuerdo con la medida adoptada por la Xunta para resolver las necesidades de personal derivadas de las diferencias que pueden darse en la matrícula de niños a lo largo del curso, pero piden a la Consellería de Política Social que reduzca todavía más las áreas geográficas en las que podrán trabajar puesto que tal y como están diseñadas algunos de estos educadores "tendrán que desplazarse hasta 100 kilómetros".

Más de 25.000

Galicia tiene 25.000 plazas de guardería. Hay 10.380 que son de gestión pública y el resto dependen de entidades privadas.

Un total de 172 escuelas infantiles

La Xunta tiene 172 guarderías públicas, de las cuales 145 son gestionadas por el Consorcio Galego de Benestar

Una tasa de cobertura del 44%

La tasa de cobertura es del 44% de la población infantil, 11 puntos por encima del promedio recomendado por la Unión Europea.

El coste máximo:243 euros al mes

El coste máximo de una guardería es de 243 euros al mes para los padres que lleven a sus hijos al centro en jornada completa

Compartir el artículo

stats