Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Díaz Fernández, demógrafo: "Es un cáncer silencioso, enquistado; va a peor"

Pide atraer población inmigrante cualificada que se integre en zonas prioritarias de Ourense y Lugo

El profesor del campus universitario de Ourense en el área de Análisis Geográfico Regional, Xosé Antonio Díaz Fernández, lleva años estudiando la desertización demográfica y el envejecimiento de la población. Desde el departamento de Geografía, Historia y Arte de la Universidad de Vigo, y formando grupo de investigación con los también docentes Carlos Alberto Patiño y Alberto Pazo Labrador, mantiene abierta una línea de investigación centrada en la "pérdida de vitalidad demográfica", un problema que, afirma Díaz Fernández, "es un cáncer silencioso que acaba con la identidad de un territorio".

La sangría demográfica y el envejecimiento de la población, asegura, "son, en términos de gobernanza, el principal problema que tiene la agenda española". Para comunidades autónomas como Asturias, Galicia, Castilla y León, Aragón y Extremadura es prioritario y exige soluciones urgentes "porque es un problema enquistado y va a peor". Invertir esta tendencia "totalmente regresiva", señala el investigador, "exige políticas estratégicas".

La solución, insiste, implica "medidas de sobra conocidas, pero no basta con decirlas, hay que implementarlas con políticas activas". Evitar la fuga de cerebros con políticas activas de empleo, dinamizar el empoderamiento femenino y atraer población inmigrante cualificada que se integre en zonas prioritarias (Ourense y Lugo) son medidas urgentes.

Por su parte, el catedrático de Sociología de la Universidade de A Coruña Antonio Izquierdo aseguró que "no sorprende" la "tendencia" descendente de nacimientos en España, algo que achaca a la precariedad laboral pues, aunque mejoran los indicadores macroeconómicos, precisa que los españoles no tienen hijos en función de la macroeconomía.

"No se está saliendo de la crisis. ¿Qué es salir de la crisis? Que la macroeconomía crece? No, eso no es salir de la crisis. La gente no tiene hijos por la macroeconomía. La gente tiene hijos porque su empleo no sea precario, no sea temporal, tenga seguridad en él y tenga una perspectiva de una carrera laboral", sostiene.

Compartir el artículo

stats