- Pablo Casado tendrá que poner a los suyos en las candidaturas a las elecciones generales.

-Siempre tuvimos libertad para hacer nuestras propuestas y en general siempre fueron aceptadas. No percibo enfrentamiento.

- Ana Pastor, Pilar Rojo, José Crespo? ¿Qué probabilidades tienen de continuar y quiénes?

-Estamos en una situación inédita, con dos elecciones seguidas, generales y municipales, lo que va a condicionar la situación de personas que son parlamentarios nacionales pero que también se presentan a las elecciones municipales y eso merece cuando menos una reflexión. De esos nombres, algunos admiten poca discusión, pero si me permite, no vamos a adelantar ninguno.

- Las encuestas le dan una caída importante en las generales. ¿El objetivo en Galicia?

-Bueno, es que para mantenerse tenemos el listón muy alto. Las tendencias nacionales que haya, van a afectar a Galicia.

- Algunas encuestas pronostican que el PP de Vigo perderá votos y concejalías...

-Las encuestas son encuestas y tenemos que seguir trabajando para superar eso.

- Dado que Caballero es muy crítico con la Xunta, ¿no sería ese resultado una censura a la gestión de la Xunta en Vigo?

-Eso le gustaría al señor Caballero. Pero si vamos a las últimas elecciones, que fueron las autonómicas el PP ganó claramente, en Vigo, muy por encima del PSOE.

- El hecho de que candidatos a las ciudades sean exconselleiros de Feijóo, ¿un mal resultado sería un fracaso propio de Feijóo?

-Al contrario. Formar parte de la Xunta es todo un aval para el ciudadano.

- ¿No recuperar la diputación de Pontevedra sería un fracaso no solo del PP, sino suyo personal?

-Es un objetivo que planteo, pero sé que es complicado, porque ahora mismo el PP tiene más diputados pero debemos tener un plus adicional.

- ¿Qué grado de renovación va a aplicarse en las listas municipales de la provincia?

-Supera un poco el 40% en cuanto a los cabezas de lista.

- Si el PP obtiene un mal resultado en Pontevedra, se dice que se acabarían sus posibilidades de suceder a Feijóo, ¿lo ve así?

-Estoy encantado de estar en el equipo de Feijóo y ya van 10 años. A mí me encantaría que Feijóo siguiera siendo el presidente de la Xunta y muchísima gente estaría de acuerdo en que si volviera a ser el candidato, el PP revalidaría la Xunta. Y como quiero seguir y que el PP siga en la Xunta, creo que es la mejor garantía que él sea el candidato. Eso es lo que nos planteamos ahora mismo.