Atención Primaria atiende cinco veces más pacientes por día y además las consultas de las que se hacen cargo médicos de familia y pediatras, los dos colectivos donde el Sergas detecta déficit de profesionales, hasta el punto de urgir al Ministerio de Sanidad un MIR extraordinario para poder formar a más facultativos de estas especialiadades, se han incrementado durante el último año. Si se toma como referencia el año natural, durante 2018 estos profesionales atendieron a una media diaria de casi mil pacientes más en toda Galicia.

Los datos de actividad del Sergas, expuestos ayer por su xerente, Antonio Fernández-Campa, permiten constatar cómo en 2018 los médicos de primaria y los pediatras de los centros de salud se hicieron cargo de 15.772.676 consultas, 347.000 más que el año anterior, lo que se traduciría en unas 950 más de media por día natural. El número de consultas del pasado año, aunque supone un 13% de descenso con respecto a una década atrás, supone la cifra más elevada del último lustro.

Los facultativos han denunciado el "problema" de "saturación" de los médicos y "falta de tiempo para atender a los pacientes" y el Sergas busca con los profesionales reformular el modelo. Precisamente este mes tenía previsto tener las primeras conclusiones de los grupos de trabajo para repensar la Atención Primaria del futuro, que los médicos reivindican con dirección propia y presupuesto específico.

Pero no todas esas consultas son presenciales. En el caso de los médicos de familia casi el 15% y en el de los pediatras, casi un 10%, se solventan vía telefónica, que además es resolutiva en casi todos los casos. Desde que está implantada esta opción, el Sergas ha evitado a los pacientes casi once millones de desplazamientos a los centros de salud y los datos del último ejercicio, 2,8 millones de citas en Primaria, duplican los de primer año de servicio.

En total, si se suman todas las citas en los centros de salud públicos el pasado año (también enfermería, matronas, farmacéuticos, odontólogos, higienistas dentales, trabajadores sociales...) ascienden a 26,6 millones, casi 425.000 más que en 2017.

De Primaria también depende el servicio de urgencias preferido por los gallegos, los PACs. La población se ha hecho eco del mensaje transmitido por el Sergas para descongestionar las urgencias hospitalarias y estos puntos, cuyos profesionales también negocian con el Sergas una serie de mejoras, atienden seis de cada diez urgencias. Aunque en el último año se han rebajado ligeramente con respecto a 2017, con unsa 2.600 menos, con respecto a 2011 su uso creció casi un 10%. Con todo, según los datos de Sanidade, no siempre pueden resolver la incidencia que se les presenta. Sí lo hicieron el pasado año en el 90,6% de los casos.

Sanidade también ofreció datos del nivel hospitalario, donde se realizaron más de 209.000 intervenciones quirúrgicas, más de la mitad ambulatorias, 243.515 ingresos o más de 57.000 visitas del programa de hospitalización a domicilio.