La Asociación Animalista Libera y la Fundación Franz Weber denunciarán ante el Defensor del Pueblo la presencia de menores en cacerías en Galicia y esperan que el Alto Comisionado emita una recomendación para que la ley de caza gallega sea modificada.

Los animalistas denuncian en un comunicado que niños “cualquier edad”, pueden “participar” como “acompañante” de cuadrillas o como "espectador" en alguna de batidas que se realizan cada año en Galicia en la temporada de caza o en las batidas autorizadas por “supuestos” daños de fauna silvestre “sin que exista”, denuncian, “control alguno o cortapisa que impida la asunción de este riesgo” que consideran “completamente innecesario”.

Además consideran “incongruente vetar su entrada en plazas de toros o restringir contenidos audiovisuales mientras presencia crueldad real en directo”.

"Disparidades legislativas"

Por ello aseguran impulsar la campaña “Por unha Infancia lonxe das armas”, donde advierten sobre estas “disparidades legislativas”. Por un lado, alegan, las normas incluyen medidas para evitar la reproducción de contenidos audiovisuales “potencialmente nocivos para los menores, pero que por otro consienten su participación en actividades no exentas de peligro”.

Asimismo, indican que la Xunta incluye en su legislación de Espectáculos un artículo que prohíbe de forma específica la presencia de menores de 12 años en eventos de tauromaquia.

Alegan, por lo tanto, que “su presencia como espectadores en cacerías debería estar prohibida al tratarse de una práctica donde se emplean armas de fuego y donde puede haber accidentes”.