El secretario xeral del PSdeG, Gonzalo Caballero, reivindicó ayer el "modelo socialista" de los gobiernos en España y Portugal como "camino" para "construir la mejor Europa posible" tras la crisis económica que estalló a finales de 2008.

El socialista emuló a su jefe de filas, Pedro Sánchez, que ya se había acercado a Antonio Costa, primer ministro luso. Ayer fue el turno de Caballero, que intervino en la convención regional sobre Europa del Partido Socialista Portugués, celebrada en Vila Real.

El líder del PSdeG expuso que los socialistas aportaron "el mejor modelo de gobernanza que ha existido" a la hora de construir una Europa basada "en el Estado de derecho, la democracia y la libertad" a través de un "modelo inclusivo".

Por ello, cree que los socialistas deben hacer "mucha pedagogía política" de aquí a las elecciones europeas de mayo, en las que aseguró que serán primera fuerza y primer dique frente a "populismos y extremistas".