Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los dependientes con escasos recursos recibirán hasta 319 euros mensuales más en ayudas

Disfrutarán este año del incremento el 30 por ciento de los gallegos con derecho a prestación - La subida oscila entre el 10 y el 75% - La más baja será de 60 euros

Este año la Xunta se fijó como objetivo aumentar el número de dependientes con ayuda pública y lo ha conseguido, al superar ya en noviembre los 60.000 dependientes con prestación. Exactamente son 60.077, 4.707 más que en el arranque del año. Para el ejercicio que está a punto de arrancar, la Consellería de Política Social se ha puesto otra meta, elevar la cuantía de las ayudas a los dependientes con menos posibilidades económicas.

Unos 19.000 dependientes, lo que supone tres de cada diez dependientes, verán incrementada la ayuda que reciben, según los cálculos del departamento que dirige Fabiola García. En algunos casos, hasta 319 euros más al mes. Los que menos, 60 euros más al mes.

Los dependientes con derecho a cuidador pasarán de percibir 387,64 euros al mes a 426,40 euros mensuales, con un incremento de 138,76 euros. Los que tienen asistente personal y ahora reciben 1.300 euros al mes ingresarán en cuanto se active la nueva ayuda 1.495 euros, 195 euros más al mes.

Haz click para ampliar el gráfico

También habrá subida para afrontar el pago de la residencia. El mayor aumento será para los dependientes de grado dos, que ahora cuentan con 426,12 euros de ayuda y luego tendrán 745,71 euros, un 75% más y en efectivo serán 319,52 euros más al mes.

La ayuda de residencia para los dependientes de grados tres crecerá un 20%, pues la subvención en la actualidad es de 715,07 euros y será de 858,08 euros. Son 143 más al mes.

Por último, los dependientes de grado uno y pocos recursos económicos tendrán 360 euros al mes para el pago de la residencia, cuando ahora es de 300 euros.

Política Social puede elevar las ayudas a dependencia porque en 2019 el presupuesto para este programa dispondrá de 14 millones de euros más hasta los 383 millones de euros.Dependencia se lleva cinco de cada euros de los fondos de la Consellería de Política Social. Este departamento también se propone dar atención a 3.000 dependientes con 1,5 millones de horas de ayuda en el hogar.

En los últimos cinco años, los dependientes que reciben ayuda en Galicia se han disparado un 45%, pero los fondos públicos no han crecido al mismo ritmo: un 31%, 81 millones de euros más hasta alcanzar los 336 millones. ¿cómo fue entonces posible atender a 17.290 dependientes más en cinco años? Por las prestaciones de bajo coste. Galicia atiende a más dependientes pero el gasto de cada prestación es menor. Hace cinco años el gasto público por cada dependiente era de 6.701, y ahora son 900 euros menos.

"Las nuevas atenciones a los dependientes gallegos, sobre todo a los dependientes más leves, se han centrado en servicios low cost, como ayuda a domicilio, teleasistencia o actividades de prevención", explicaban recientemente desde la Asociación de Directores y Gerentes de Servicios Sociales.

"En cambio, servicios de mayor coste como el de residencias cerró el año pasado con 78 usuarios menos", apuntaba la misma organización, que extiende la crítica por las ayudas de bajo coste a todo el Estado español.

En 2019, la intención de la Xunta es aumentar la cuantía de las ayudas, al menos a los dependientes con menos recursos económicos. Política Social no ha detallado cuál será la renta mínima que exigirá para reforzar la subvención ni en qué momento del año se hará efectivo el incremento.

De media en Galicia los dependientes ponen el 17% del coste del servicio al que tienen derecho (72 millones de euros en total el año pasado). El copag de cada dependiente se decide en función de sus ingresos y propiedades.

La Xunta es la que desembolsa más recursos, el 62%, y el Gobierno central asume uno de cada cuatro euros.

Compartir el artículo

stats