La reunión entre la Xunta y los sindicatos para tratar de buscar un acuerdo que ponga fin a la huelga en la Justicia, que arrancó el pasado 7 de febrero, ha terminado sin pacto. Por la mañana se habían producido avances sobre las bajas y las sustituciones, y tras el receso para comer se abordó la cuestión salarial, sobre la que no hubo consenso.

Tras rechazar la oferta de la Xunta y darse por terminada la negociación poco antes de las 19:00, los sindicatos siguen reunidos sin los representantes del Gobierno autonómico.

La propuesta que puso encima de la mesa la Xunta incluye una cláusula para garantizar que los salarios estén por encima de la media autonómica. La oferta recogía una subida de 135 euros para forenses, 133 para gestores, 108 para tramitadores y 105 para axiliares. Esas cifras se alcanzarían en 2020, aunque no se había concretado cómo dividir el incremento desde este ejercicio.

El director xeral de Xustiza, Juan José Martín, declaró que esta será la última oferta económica de la Xunta, que supone la sétpima subida respecto a la propuesta inicial. Los sindicatos mantienen su petición de un incremento lineal para todos los cuerpos de 190 euros mensuales, tras rebajar la cifra inicial de 225.