Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tantos contratos fijos como temporales

Los jóvenes con contrato indefinido bajaron un 8% el pasado año

Los más jóvenes fueron uno de los colectivos con peores consecuencias en el deterioro del mercado laboral. Esa es una de las razones de que ahora sean prioritarios en los programas públicos de empleo de las administraciones, con medidas específicas para ellos. A la economía en general le conviene que su situación mejore porque están también en las edades de mayor intensidad en el consumo y hay muchos sectores que dependen de su bolsillo. El inmobiliario, sin ir más lejos.

La posición de partida no es nada sencilla. Los asalariados gallegos entre 16 y 34 años cerraron el pasado ejercicio alrededor de los 210.000. Una cuarta parte del total. Pero sus condiciones están a años luz del resto. Son solo el 17% de los trabajadores indefinidos que hay en la comunidad. Y más del 47% de todos los temporales. En su caso, la mitad de los que está contratado por una empresa, 105.000, cuenta con un puesto fijo. Prácticamente el mismo número que eventuales: 104.200, según el Instituto Galego de Estatística (IGE). La contratación indefinida en el último año en el colectivo cae cerca de un 8% mientras que los temporales aumentaron un 6,5%.

Casi cuatro de cada diez gallegos subempleados -contratados por menos tiempo del que quisieran- están en estas edades.

Compartir el artículo

stats