El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, rechaza la puesta en marcha de una tarifa eléctrica gallega al considerar que "ningún español entendería que, en función de cada punto kilométrico, se pagara la luz de forma distinta".

Preguntado al respecto en su comparecencia ante los medios tras reunirse con el alcalde de Ourense, Jesús Vázquez, el máximo mandatario autonómico consideró que las "tarifas tienen que ser homogéneas" para el conjunto de los ciudadanos que viven en España.

"Ayer mismo el comisario de Energía recodaba que una de las cuestiones pendientes que tiene que plantear es una normativa única en Europa para regular los cortes de Luz", explicó Feijóo en referencia a la visita de Miguel Arias Cañete a Santiago de Compostela.

En este sentido, criticó que mientras en Europa "están intentando ponerse de acuerdo para un planteamiento energético común para 500 millones de personas" haya "gente que cree que la tarifa eléctrica tiene que ser distinta en función del punto kilométrico en donde se viva".

"Pienso que este tipo de planteamientos no se sostienen, ni en España ni en la Unión Europa", manifestó Feijóo en relación a la reivindicación del BNG, que también ha solicitado En Marea en diversas ocasiones.