Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Resultados elecciones en Galicia 2016

En Marea dispondrá de 617.000 euros más en la legislatura por los nuevos escaños

El grupo parlamentario del PSdeG dejará de ingresar un 25% de lo que percibía en la anterior legislatura - El BNG pierde 88.000 euros al quedarse con un diputado menos

El 25-S tuvo para En Marea un desenlace agridulce. Crecieron en escaños y superaron en votos a los socialistas, pero no tanto como esperaban y además no lograron erosionar la mayoría absoluta del PPdeG. Su resultado ahora se traduce en dinero, y para las arcas del nuevo partido, que surgió de la unión de Anova, EU, Podemos y las mareas locales, supone una muy buena noticia. En la legislatura a punto de arrancar recibirá 617.232 euros más que lo que ingresaba AGE, su antecendente en la Cámara autonómica, cuando en el cierre de la última etapa solo contaba con 7 diputados, pues dos se le habían fugado al Mixto.

La financiación del grupo parlamentario de En Marea crece un 42% con respecto a AGE, mientras que los recursos de que dispondrá el PSdeG durante los próximos cuatro años caerán casi un 25%, tras perder cuatro escaños. Exactamente, 352.704 euros menos que en la última legislatura, cuando ya había sufrido un severo recorte del grifo financiero, pues en 2012 el retroceso en diputados había sido mayor (7 escaños menos). Ya tuvieron entonces que apretarse el cinturón, al disponer de 617.000 euros menos.

En Marea dispondrá de 1.073.388 euros, igual que el PSdeG. La financiación pública viene determinada porque cada grupo parlamentario tiene derecho a 119.661 euros anuales para su funcionamiento y recibe otra partida finalista de 70.782 euros por ejercicio. Con ese dinero, pueden contratar asesores o secretarias y comprar ordenadores y material de oficina. Además reciben 1.837 euros por diputado y mes. Así que cuanto más escaños tengan, más fondos percibirán. Es el caso del PPdeG, que con 41 actas,ingresará 1,6 millones de euros la próxima legislatura, igual que en la pasada legislatura. El BNG, que es la formación, con menos representación, 6 parlamentarios, contará con 894.036 euros, 88.176 euros menos que en la última etapa.

Los nacionalistas gallegos también tendrán que hacer ajustes, pues cada año manejarán 22.044 euros menos, pero como su previsión electoral era más pesimista, el adelgazamiento de la factura no les debe parecer tan importante ahora. Ya en la legislatura concluida, tanto BNG como PSdeG tuvieron que hacer ajustes, incluida la reducción de su plantilla.

Micrócréditos

Con el dinero que recibirá para el funcionamiento del grupo parlamentario, pero también con las subvenciones electorales que consiguen los partidos que entran en la Cámara autonómica, En Marea podrá devolver los 182 microcréditos que recibió de simpatizantes durante la campaña y que ascendieron a 109.700 euros. En Marea se ha comprometido a pagar sobre agosto del próximo año, cuando le hayan abonado las ayudas públicas. La aportación mínima fue de 300 euros y la máxima no podía rebasar los 6.000 euros, para cumplir con la legislación electoral autonómica.

El segundo partido de la oposición contó además para la campaña del 25-S con 680 donaciones por más de 45.200 euros. Hubo pequeñas aportaciones de diez euros, pero una treintena de partidarios de la candidatura de Luís Villares aportó 300 euros cada uno, dos adelantaron sendos cheques de dos mil euros y uno amplió la suma hasta 3.000 euros, ... cada uno se rascó el bolsillo, según sus posibilidades.

Compartir el artículo

stats