Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El pinchazo del ladrillo para los activos comerciales

Galicia lidera la caída de precios de las naves industriales y locales por el parón económico

El valor de las instalaciones en los polígonos se desplomó casi un 30% y un 13,6% en de los bajos para abrir comercios » Los registradores achacan el abaratamiento también al exceso de oferta durante la bonanza

El rescate de la Xunta a la empresa pública autonómica encargada de la gestión del suelo industrial con una inyección de 32 millones de euros evidencia hasta qué punto el mercado inmobiliario languidece. Xestur acumula un stock de 2,8 millones de metros cuadrados a los que ahora pretende dar salida a través de un convenio con inmobiliarias y un paquete de incentivos que incluyen un abaratamiento de hasta el 50% en las parcelas. Al igual que en la vivienda, esta otra parte del ladrillo sufrió la sequía del crédito y el parón económico en general. Las empresas no contaban con liquidez o el respaldo de los bancos para invertir en instalaciones o, sencillamente, no las necesitaban. Un cóctel demoledor, con Galicia a la cabeza del desplome de los precios de las infraestructuras de uso mercantil en todo el país.

Entre las naves industriales, el recorte en Galicia alcanzó el pasado año el 29,68%, con 244 euros por metro cuadrado. La bajada en el conjunto del Estado fue del 13,4%. Los bajos destinados a comercios o a oficinas de compañías registraron un descenso de valor del 13,6%, frente a la media nacional del 2,47%. El metro cuadrado en los locales se situó al cierre de 2013, según el Colegio de Registradores, en 1.066 euros. En ambos casos, la región es la cuarta con los precios más bajos de España.

"El exceso de oferta también ha incidido en este comportamiento, siendo especialmente destacable el aumento del parque de naves industriales durante el ciclo alcista. El sector comercial también ha contado con crecimientos destacados por el lado de la oferta, especialmente por lo que respeta a centros comerciales, minorando el atractivo de determinados sectores competitivos, para los que las rentas procedentes del alquiler se han visto reducidas significativamente y con ello los precios de compraventa", argumenta la última estadística registral inmobiliaria.

La corrección del mercado en apenas cinco años es vertiginosa. La bonanza para los locales se prolongó durante la recta final de 2008. El precio medio máximo en España entonces era de 2.165 euros por metro cuadrado. En el tercer trimestre de 2013 era de 1.391 euros. Los registradores pronostican un cambio de tendencia tras el "ligero repunte" de precios entre septiembre y diciembre. "Gran parte de ese cambio de tendencia vendrá condicionado por la evolución de la economía española", avisa. Hoy el valor de los bajos está en niveles de hace una década.

Para las naves industriales hay que remontarse todavía más. Los 373 euros por metro cuadrado de promedio en el país están "muy por debajo de los precios de 2003". En 2008 se pagaban 717 euros por metro.

¿Gangas? Sea por eso o porque buena parte de los inmuebles ligados a la actividad mercantil están en los balances de la banca como activos adjudicados en pago de deuda y eso facilita que la entidad esté dispuesta a financiar la compra, lo cierto es que el mercado estuvo animado en Galicia el pasado año. El crédito para operaciones vinculadas a locales comerciales aumentó un 2,53% y un 0,09% para naves industriales.

Son alzas pequeñas, y relativas en el peso total de los préstamos hipotecarios concedidos -un 12,9% del total y el 5,5%, respectivamente-, pero muy llamativas porque las transacciones de inmuebles siguieron todo 2013 en números rojos. Los préstamos para vivienda en la comunidad, por ejemplo, cayeron otro 4,43% en 2013, cuatro veces más que el total nacional. A la compra de viviendas se destina casi siete euros de cada diez en hipotecas firmadas por las entidades.

Precisamente, en la distribución del nuevo crédito por el tipo de bien a adquirir, salta la debilidad de la otra parte importante de los activos empresariales. El suelo. Solo concentra el 6,8% del crédito concedido el pasado año, frente al 10% en el conjunto del Estado, pese a un incremento del 2%.

Compartir el artículo

stats