En la misma línea que los resultados globales de las Elecciones Europeas, y con la sombra de la operación Pokemon y el reciente caso de los siete ediles del gobierno local santiagués imputados por presunta prevaricación, los ciudadanos de Santiago penalizaron con contundencia al Partido Popular, que sufrió una importante pérdida de votos, aunque se mantuvo como principal fuerza política en Compostela. Con el 98,9% de los votos escrutados, el PP registró ayer más de 10.200 apoyos, casi 7.000 menos que los que había cosechado en los anteriores comicios europeos. De esta forma, su representatividad pasó del 49,3% lograda en 2009, a solo el 29%.

Pero también el Partido Socialista Obrero Español sufrió el castigo de los compostelanos. Se mantuvo como segunda fuerza política, pero lo hizo con en torno a 4.000 apoyos menos que en 2009. De los 10.758 votos que habían conseguidos los socialistas entonces, pasaron ayer a algo más de 6.200. Su representación pasó del 31% al 17%.

Como tercera fuerza política de Santiago se situó AGE con más de 5.400 apoyos, alcanzando una representación superior al 15%. Alternativa Galega de Esquerda cede peso en favor del PSOE respecto a los últimos comicios autonómicos, en los que se había situado como segunda fuerza más votada de Santiago con el 21,8% de los sufragios frente al 16,4% del PSOE.

Bloque Nacionalista Galego

Al igual que ocurrió a nivel gallego, Podemos, la formación liderada por Pablo Iglesias, logró situarse como cuarta fuerza política más votada al conseguir más de 3.000 apoyos y una representación del 8%. También en la capital gallega el Bloque Nacionalista Galego sufrió un importante retroceso. De los 3.811 sufragios que había conseguido en las elecciones de 2009, los nacionalistas han pasado a en torno 3.000 (8,2%) y se sitúan como quinto partido en Santiago. Unión Progreso y Democracia consiguió más de 1.400 apoyos, el 4% del total. Ciudadanos obtuvieron el 2,6%; Compromiso por Galicia, el 1,6%; Vox, el 1,4%; y Primavera Europea, el 1,05%.

En la ciudad de Santiago de Compostela votaron más de 35.877 personas, lo que representa más de un 46% de las personas que estaban llamadas a las urnas. Se contabilizaron más de 700 votos nulos (1,9%) más de un millar, en blanco (3%).