Los alumnos cuyo primer apellido empiece por "U" o "K" y cuyo segundo apellido lo haga por "J" y "Ñ" tendrán preferencia a la hora de acceder a algún centro público gallego tanto de Primaria como de Secundaria o Bachillerato en el caso de que estén empatados en puntuación con otros candidatos.

Así lo decidió el sorteo celebrado ayer por la Consellería de Educación para determinar con criterios se regirá el orden de admisión para el próximo curso.