La Consellería de Medio Ambiente ha retirado de su proyecto de Lei de Estradas la posibilidad de cobrar peaje por el uso de la red viaria. En el anteproyecto, esta opción figuraba en el artículo 31 como una de las fórmulas para obtener recursos económicos por parte de la Administración autonómica, si bien en su exposición de motivos y la propia Xunta había insistido en que su propósito no era imponer nuevas tasas por el uso de carreteras y autovías. Pero la posibilidad figuraba en el texto legal, que establecía la obtención de recursos "mediante la implantación de una tasa por el uso de la red de carreteras".

En el proyecto, aprobado en diciembre en el Consello de la Xunta y remitido la pasada semana al Parlamento para su tramitación, ese apartado se ha suprimido. "Para aportar claridad y dejar claro, como era ya el propósito inicial, que la Xunta no tiene intención de aplicar peajes en las autovías ya existentes o en las que están en construcción", aseguran fuentes de la Consellería de Medio Ambiente.

En contra de la posibilidad de imponer tasas por el uso de la red viaria, que solo se recogió en el anteproyecto, se manifestó con contundencia el Consello Económico e Social de Galicia en su dictamen sobre la Lei de Estradas, al calificar la fórmula como "inoportuna", "ya que conlleva un fuerte perjuicio para la ciudadanía y para los sectores empresariales como el del transporte, con un incremento de costes insostenible, con el que se perjudicaría los productos fabricados en Galicia frente a los producidos en regiones más centrales".

El CES era consciente de que la Xunta no consideraba necesario implantar peajes en las autovías o en otro tipo de carreteras y que solo se trataba de una "posibilidad", porque para aplicarlos se tiene que modificar la ley de 2003 de tasas, precios públicos y exacciones reguladoras de la comunidad autónoma, pero aún así el órgano de representación de la patronal, sindicatos y universidades expresaron su rechazo a que tan siquiera figurase como una "realidad" en la Lei de Estradas.

Otro cambio introducido tras su paso por el CES, el Consello Consultivo y la Asesoría Xurídica para que emitieran sus respectivos informes, afecta a las tasas aplicables a los particulares beneficiados por una carretera, cuya aportación se considera "contribución especial" y que también iría a las arcas autonómicas. Con "carácter general", esta contribución se reduce a la mitad, pues pasa del 50% previsto en el anteproyecto al 25% recogido en el texto que se envió al Parlamento.

Esta tasa especial se utilizaría como una de las posibles herramientas para asumir el coste de nuevos viales o mejorar los existentes, una fórmula que ya contemplaba la anterior normativa, de 1994, pese a que hasta ahora no hay constancia de su aplicación en Galicia.

La Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas apuesta por mantener la tasa, pero con cambios durante el proceso de elaboración de la ley. En el anteproyecto se elevó la base imponible al 50%, pero en el proyecto final, se volvió a rebajar al 25%, como estaba originariamente.

La ley ampara la opción de aplicarlas "cuando de la ejecución de las obras que se realicen para la construcción de carreteras o accesos resulte la obtención por personas físicas y jurídicas de un beneficio especial", como "el aumento del valor de determinadas fincas", aunque éste no pueda fijarse "en una cantidad concreta".

Como pagadores figuran cualquier persona o empresa que se favorezca de la infraestructura en cuestión "y, especialmente, los titulares de las fincas y establecimientos contiguos y los de las urbanizaciones que resulten mejoradas en su comunicación".

La base imponible de la tasa se corresponde con el coste total de las obras, gastos adicionales incluidos, "en particular, el coste de las expropiaciones que deban realizarse". Con "carácter general", el porcentaje que de ese presupuesto puede recaudarse entre los beneficiarios será del 25%, que en vías de servicios será del 50% y en los accesos de uso particular a fincas, explotaciones y urbanizaciones, podría llegar al 90%.