El sistema informático para implantar la receta electrónica podría vulnerar el principio del libre mercado. Es la primera opinión del Tribunal de Defensa de la Competencia, que ha solicitado al Servizo Galego de Defensa da Competencia que investigue el asunto. Por el momento, entiende que "constituye una violación de las normas de competencia".

El problema nace en el sistema informático instalado en las farmacias para poder dispensar la e–receta, que conecta, mediante una red interna, los puntos en que se dispensa el medicamento y el banco de datos del Sergas. Para garantizar la protección de estos, solo permite la consulta de las páginas web de proveedores de productos sanitarios autorizadas por los cuatro colegios de farmacéuticos de Galicia. Si un farmacéutico quiere consultar la oferta de un producto de otra empresa, no puede hacerlo desde su ordenador.

"La utilización de ese canal privilegiado por parte de los colegios farmacéuticos constituye una restricción en el mercado que no puede compensarse con otras eventuales ventajas derivadas de la puesta a disposición de la información en las oficinas de farmacia", indica el Tribunal en una resolución fechada el pasado 7 de octubre.

El TDC recibió el año pasado una denuncia de la responsable de una farmancia. Aunque en un primer momento el Servizo Galego de Defensa da Competencia descartó cualquier indicio de vulneración legal, el TDC lo corrige ahora y le pide que inicie una "indagación más detallada" para conocer los requisitos exigidos por los colegios farmacéuticos para autorizar la difusión de una web en este sistema y qué propuestas fueron avaladas y cuáles rechazadas. Si vulneraron la ley de competencia, serán sancionados.

También investigará la prohibición, por seguridad, de conectar estos ordenadores a internet, lo que restringe a las 1.318 farmacias de Galicia la "posibilidad de establecer comunicaciones para adquirir medicamentos y otros productos de parafarmacia". En su opinión, debe compatibilizarse la protección de datos con el respeto a las leyes de competencia.

La implantación de la e–receta ha reducido el tiempo que los médicos de Atención Primaria dedican a la prescripción, que ha pasado de un 25% a un 12% de su jornada laboral. La Xunta estima que esta situación se ha traducido en 1,5 millones menos de citas menos para consultas, informa Europa Press.

El TDC también investigará a Caja Madrid y BBVA para saber si respetan sus ofertas publicitarias para subrogar hipotecas, después de que las denunciase un vigués al que la primera negó las condiciones que promocionaba en su publicidad para abaratar su préstamo con el BBVA. Se negó argumentado que éste igualaría su oferta, algo que no pasó.

Competencia analizará ahora las operaciones de las oficinas gallegas de las entidades entre 2009 y este año para saber si han respetado la publicidad que ofertan o se trata de un caso aislado, como argumenta Caja Madrid. En caso de vulnerar la ley de competencia, serán multadas.