La Xunta ha declarado este sábado "extinguido" el incendio forestal registrado en la localidad ourensana de Castrelo do Val y ha considerado "controlados" los de Laza y Chandrexa de Queixa, municipios ubicados en la misma provincia.

En un comunicado, la Consellería de Medio Rural ha precisado que el fuego de Castrelo do Val fue extinguido el pasado viernes sobre las 20.30 horas. Según las primeras estimaciones, afectó a 170 hectáreas --1,7 kilómetros cuadrados--, de las que 169 son de monte raso y una, de arbolado. En su extinción trabajaron "17 agentes forestales, 40 brigadas, 17 motobombas, 10 helicópteros y una pala".

En cuanto al incendio de Laza, el mayor registrado este verano en Galicia, la estimación provisional es de 1.715 hectáreas --17,15 kilómetros cuadrados--, de las que 1.691 son de superficie rasa y las 24 restantes, de arbolada. Por su parte, el fuego registrado en Chandrexa de Queixa arrasó 393 hectáreas --3,93 kilómetros cuadrados-- de monte raso.

A mayores, el departamento que dirige Samuel Juárez ha informado de que "en este momento, Galicia no registra ningún incendio activo de más de 20 hectáreas".